Cuando estuvimos muertos

Cuando estuvimos muertos
Se puede adquirir en Libros en Red o pedirlo al autor: forogam2002@yahoo.es

Los niños que dejaron de soñar

Los niños que dejaron de soñar
Se puede adquirir en las principales librerías o bien pedirlo al autor: forogam2002@yahoo.es Ambos libros pueden encontrarse en la Fundación Vicki Bernadet de Barcelona (ver el banner más abajo)

Followers

Subscríbete vía RSS

Introduce tu dirección de correo

Muro de opiniones

Otras webs de Directorio e-Contento
www.barcelona.com - La Guía de Barcelona

GuiaBlog

certificado por
GuiaBlog
autos

Pedofilia & homosexualidad

Publicado por Joan Montane viernes, 24 de octubre de 2008

Cuando un padre, un tío, un profesor, un cualquiera, abusa sexualmente de una niña, los calificativos van desde la interjección espantada hasta los motes de delincuencia o psicopatía. Pero a nadie se le cruza por la cabeza decir que el abusador de turno iniciaba a la niña en la heterosexualidad".

A nadie se le ocurre dictaminar que si esa niña en el futuro disfruta del sexo con hombres, se lo deberá al señor que abusó de ella. Si más adelante la niña es "demasiado femenina", coqueta y hasta "provocativa", no se le reconocerá a este señor el hecho de haberla iniciado en el estereotipo de la feminidad. Sería un disparate. Un insulto a la inteligencia y al dolor. Sería poner en el banquillo de los acusados a una sexualidad entera (la heterosexual) en el lugar que debía ocupar el sujeto con nombre y apellido, desdibujado ahora tras una secta satánica y caliente.

Sin embargo, cuando un padre, un tío, un profesor, un psicólogo especialista en abuso sexual infantil, Jorge Corsi, utiliza su espacio de poder para abusar de niños hasta el punto de comandar una banda de mafiosos sexuales, nadie duda en afirmar que dicho señor y su banda "iniciaban a los menores en la homosexualidad". ¿No hace ruido esta última frase? Porque es exactamente el mismo disparate. Un insulto a la inteligencia y aldolor. Y sobre todo a la posibilidad de encarar sincera y seriamente la prevención de estas situaciones. El abuso, visto así, no es tan abuso, el espanto se ha corrido de lugar.

La homosexualidad aparece de golpe criminalizada en el lugar del tipo que abusa. Corsi, según esta perspectiva, representa a uno de los tantos vampiros de una sexualidad desaforada. Y la víctima en parte deja de serlo, porque en el fondo, le gustó, le gustará, seguirá reclutando nuevos putos.
En programas y artículos varios se ha repetido en los últimos días esa premisa de que los abusadores suelen estar en el pequeño círculo familiar y de amigos, el abusador se camufla. Habrá que buscar en el lenguaje cotidiano también este camuflaje que en un punto se regodea en señalar culpables inocentes. Corsi no es un homosexual ni un heterosexual, en este caso puntual que lo ha convertido en protagonista. Sería un abusador, un impostor. Agreguen lectores, todas las interjecciones de espanto o la inteligencia que falta para cerrar el caso. Así como tampoco es un heterosexual el violador de niñas, ni un gran macho argentino, ni el prototipo de Don Juan o Latin lover.

El tema es el abuso sexual. Y en el caso del psicólogo especializado que abusa de niños reclutándolos en cibers donde se suele mirar pornografía, pone en evidencia, entre otras cosas, el lugar desvalido de la niñez. El cuento de Caperucita no es más macabro que la realidad. Tal vez haya que cambiar las preguntas -y ya no insistir con "qué grandes ojos tienes" y otras pavadas- para no tener que actuar como cazadores heroicos pero tardíos, abriendo la panza del lobo cuando es tarde.

Liliana Viola, Página 12

3 comentarios

  1. Anónimo Says:
  2. "cumpla condena indefinida hasta que no se demuestre su rehabilitacion"... entonces ese "hasta" sera hasta que la homosexualidad y otras filias, que son enfermedades mentales, sean curadas tambien... dada esta "CONCLUSION" OPTESE POR LA CADENA PERPETUA o la reclusion en centros psiquiatricos para el estudio dee tales anomalias. Al menos durante este siglo

     
  3. Anónimo Says:
  4. Es Lógico que existe una relación entre homosexualidad y pedo filia.

    Los homosexuales son así porque han sido victimas de pedo filos, de agresiones sexuales durante infancia por adultos sean maestros, curas o por sus mismos progenitores,familiares,vecinos conocidos. Y esto ocurre en su infancia o adolescencia con suerte en esta ultima etapa.

    Como muchos homosexuales Alemanes estoy en contra de la adopción de niños por homosexuales por el alto riesgo que existe en probabilidades de que esos niños adoptados sean objeto de agresiones sexuales debido a la perversión del ambiente que les pueda llegar a rodear.


    Creo que es sumamente importante no perder la identidad de ser hombre o mujer pero lamentablemente con esta clase de adopciones a niños por gays y lesbianas solo causaran en esos niños discriminación en los colegios y por la sociedad lo cual significa sufrimiento para esos menores algo que el egoísmo así como la falta de sentido común y falta de respeto a la naturaleza harán que la futura sociedad se convierta en un carnaval de perversión.

    Por supuesto que hay que exigir a la justicia cárcel para los pederastas y como en los tiempos de la inquisición la iglesia antiguamente decía si tu mano te hace pecar cortate la.. !!

     
  5. El_Dani_el Says:
  6. vAYA COMENTARIOS...
    No hay relación entre homosexualidad y pedofilia, según este artículo: http://www.vueltaenu.co.cr/index.php?option=com_content&task=view&id=11381
    Según este artículo, hay pedófilos infiltrados en organizaciones pro-homosexualidad: http://www.noticiasglobales.org/comunicacionDetalle.asp?Id=908
    Y según este artículo, hay relación entre pedofilia y homosexualidad, al menos en sacerdotes: http://www.unav.es/capellania/fluvium/textos/documentacion/igl17.htm
    yo no sé qué pensar...

     

Publicar un comentario

Leer más en Suite101: Añadir Artículos de Suite101.net a página web http://www.suite101.net/pages/site_widget.cfm#ixzz0gRg1vmyP

Buscar este blog

Blog Archive