Cuando estuvimos muertos

Cuando estuvimos muertos
Se puede adquirir en Libros en Red o pedirlo al autor: forogam2002@yahoo.es

Los niños que dejaron de soñar

Los niños que dejaron de soñar
Se puede adquirir en las principales librerías o bien pedirlo al autor: forogam2002@yahoo.es Ambos libros pueden encontrarse en la Fundación Vicki Bernadet de Barcelona (ver el banner más abajo)

Followers

Subscríbete vía RSS

Introduce tu dirección de correo

Muro de opiniones

Otras webs de Directorio e-Contento
www.barcelona.com - La Guía de Barcelona

GuiaBlog

certificado por
GuiaBlog
autos

Abusos sexuales, familia y denuncia

Publicado por Joan Montane viernes, 24 de octubre de 2008

Uno pensaría que al hablar con la familia sobre los abusos sexuales que se padecieron en la infancia nos íbamos a ver arrastrados por una ola de comprensión, apoyo y cariño. Pues si alguien piensa eso va bastante desencaminado. ¿Recuerdan la famosa frase que el ínclito Hugo Chavez escucho en boca del rey de España? Pues esa misma frase es la que flota en el ambiente familiar, aunque no sea pronunciada.
Siendo consciente de dicha realidad hice una encuesta en el foro (forogam) que arrojaron los siguientes resultados:

Siempre nos hemos llevado mal: 39%
Siempre nos hemos llevado bien: 21%
Nos limitamos a una relación cordial: 40%

Cabe señalar que la opción "Nos limitamos a una relación cordial" puede deberse a que el sobreviviente no ha abierto la boca, o bien que lo ha hecho pero no ha sucedido practicamente nada, siendo esa "relación cordial" la fachada de la "familia feliz".

Pero no todo es ni ha sido "cordialidad". Solemos afirmar que en los abusos sexuales, mayoritariamente, no interviene la violencia, aunque habría que hablar largo y tendido sobre el significado de violencia (lo haremos en otro post). El caso es que en la siguiente encuesta, sobre la base de haber padecido abusos sexuales todos las participantes, se preguntó quien había padecido, además, otros maltratos:

He padecido maltratos físicos: 24%
He padecido maltratos psicológicos: 43%
Sólo he padecido abusos sexuales: 33%

Creo que cualquier estadística refleja siempre una situación muy grave y, por supuesto, denunciable. Desgraciadamente no son muchas las denuncias que se interponen, en buena parte porque ya han prescrito cuando uno está en condiciones de hacerlo. Pero ¿cuál es la realidad? Ante los supuestos planteados, estas fueron las respuestas:

No he denunciado: 31%
Ya no puedo, pero tampoco lo haría: 39%
Sí he denunciado: 9%
Ya no puedo, pero sí lo haría: 21%

Es evidente que la denuncia es un paso que no todos están dispuestos a dar. Es lógico. Si ya es complicado confrontarlo con una sola persona, como no ha de ser hacerlo ante personas que pondrán en duda lo que cuentas y que te harán revivir una y otra vez algo que no te apetece en absoluto recordar. Y muchas veces, todo por nada. Así pues, volvamos un poco al origen, que sería ¿lo has contado a alguien? He ahí el resultado:

No, nunca lo diré: 15%
No, pero tal vez lo haga: 3%
Lo conté de pequeña: 13%
Lo conté antes de los 20 años: 13%
Lo conté entre los 20 y los 50 años: 43%
Sólo lo sabe mi pareja: 13%

1 Responses to Abusos sexuales, familia y denuncia

  1. Anónimo Says:
  2. por favor algun correo de asistenta sociala en tacna ,para denunciar abuxo sexual de padre a su hija de 9 años esto es muy urgente escribirme al correo margoth_cupida@hotmail.com

     

Publicar un comentario

Leer más en Suite101: Añadir Artículos de Suite101.net a página web http://www.suite101.net/pages/site_widget.cfm#ixzz0gRg1vmyP

Buscar este blog

Blog Archive