Cuando estuvimos muertos

Cuando estuvimos muertos
Se puede adquirir en Libros en Red o pedirlo al autor: forogam2002@yahoo.es

Los niños que dejaron de soñar

Los niños que dejaron de soñar
Se puede adquirir en las principales librerías o bien pedirlo al autor: forogam2002@yahoo.es Ambos libros pueden encontrarse en la Fundación Vicki Bernadet de Barcelona (ver el banner más abajo)

Followers

Subscríbete vía RSS

Introduce tu dirección de correo

Muro de opiniones

Otras webs de Directorio e-Contento
www.barcelona.com - La Guía de Barcelona

GuiaBlog

certificado por
GuiaBlog
autos

¿Para qué sirven las cárcales?

Publicado por Joan Montane martes, 21 de octubre de 2008

Quizá parezca una obviedad; las cárceles sirven para apartar de la sociedad a los individuos que infringen las leyes. También se supone que la institución penitenciaria debe cumplir otra función: la de reinsertar en la sociedad al delincuente. O sea que en principio tenemos la doble función sancionadora y reeducadora. Hasta aquí todo bien.

La realidad, no obstante, nos ofrece una perspectiva muy distinta a la que nos dibuja la teoría. Me parece bien que se estipule una pena para cada delito. Quizá sería discutible la duración de algunas penas, sin duda. E igualmente me parece oportuno y necesario que tratemos de reinsertar a quien ha delinquido.
Pero vayamos al grano. Tomemos como ejemplo a un pederasta. La pena con la que suele ser castigada su delito creo que es inferior a la que debería ser, pero lo más importante y preocupante es su posible reinserción. De casi todos es sabido que un pederasta es reincidente y difícilmente recuperable. ¿Por qué razón se le deja entonces en libertad?

Imaginemos que yo hago la carrera de ingeniero y el primer curso es un auténtico desastre y lo suspendo todo ¿me van a dar paso al segundo curso? Por supuesto que no. Antes deberé demostrar que soy válido, capaz y que puedo seguir adelante. Si los expertos coinciden en que un delincuente sexual, casi con toda certeza volverá a delinquir, ¿por qué lo sueltan?

Insisto, me parece bien la función sancionadora y educadora. Pero ambas deben cumplirse, de lo contrario lo considero un fracaso cuando no una burla, y lo que es más importante, un peligro para el resto de la sociedad. Se aducirá que se están aplicando las leyes, pero las leyes deben protegernos y si no lo hacen entonces tal vez debiéramos modificarlas.

0 comentarios

Publicar un comentario

Leer más en Suite101: Añadir Artículos de Suite101.net a página web http://www.suite101.net/pages/site_widget.cfm#ixzz0gRg1vmyP

Buscar este blog

Blog Archive