Cuando estuvimos muertos

Cuando estuvimos muertos
Se puede adquirir en Libros en Red o pedirlo al autor: forogam2002@yahoo.es

Los niños que dejaron de soñar

Los niños que dejaron de soñar
Se puede adquirir en las principales librerías o bien pedirlo al autor: forogam2002@yahoo.es Ambos libros pueden encontrarse en la Fundación Vicki Bernadet de Barcelona (ver el banner más abajo)

Followers

Subscríbete vía RSS

Introduce tu dirección de correo

Muro de opiniones

Otras webs de Directorio e-Contento
www.barcelona.com - La Guía de Barcelona

GuiaBlog

certificado por
GuiaBlog
autos
Publicado por Joan Montane martes, 4 de noviembre de 2008

Los niños de la calle o en situación de indigencia son muestra clara de una política social mal dirigida, pero sobre todo, reflejo directo de la lacerante situación que enfrenta el país. En tan sólo dos años, el número de infantes que se encuentran en esta situación creció 21 por ciento, al pasar de 94 mil al final de la era Fox, a 114 mil 500 en este 2008.

Esa cara oculta del México en que "se está avanzando" muestra la ignominia de una política social insuficiente y desarticulada, determinada en buena medida por coyunturas políticas", sostiene la Universidad Obrera de México (UOM), en su estudio "Trabajo Infantil en México", en el que refiere las condiciones de explotación laboral de los menores, sin que ninguna autoridad haga algo para ayudarlos o protegerlos.

por Arturo Gómez Salgado

Ocultos entre las cifras de la macroeconomía y en el último eslabón de los programas sociales, los niños de la calle o en situación de indigencia son muestra de una política social sesgada o mal dirigida, pero sobre todo reflejo directo de la lacerante situación social que enfrenta el país.

En el último año de la administración Fox, los niños de la calle contabilizaban 94 mil en todo el país, cifra que en este año ascendió a 114 mil 500, un crecimiento del 21.8 por ciento, de los cuales, más de cien mil tienen entre seis y 17 años de edad. Simultáneamente, los menores que se vieron en la necesidad de incorporarse a una actividad productiva para complementar el gasto familiar aumentaron de 3.1 a 3.5 millones en ese lapso.

Esa cara oculta del México en que "se está avanzando" muestra la ignominia de una política social insuficiente y desarticulada, determinada en buena medida por coyunturas políticas", sostiene la Universidad Obrera de México (UOM), en su estudio "Trabajo Infantil en México" en el que refiere las condiciones de explotación laboral de los menores, sin que ninguna autoridad haga algo para ayudarlos o protegerlos.

El uso político y publicitario que muchos actores políticos han hecho del tema queda de manifiesto en la extrema vulnerabilidad de los niños en situación de calle, los mismos con los que Fox desayunó en las postrimerías de su régimen, en donde les ofreció atención prioritaria e incluso convocó al Programa Nacional "De la Calle a la Vida" cuyas acciones o resultados nunca se vieron.

Lo más lamentable es que la atención a la niñez desvalida continuará como factura pendiente, conforme al presupuesto que el próximo año se pretende asignar al DIF de alrededor de 100 millones de pesos, que es prácticamente el mismo que se aplicó este año y que sólo fue suficiente para atender a 10 mil 686 menores en situación de calle o indigencia.

Para la Coalición Contra el Tráfico de Mujeres, Niños y Niñas de América Latina, el problema de abandono en las calles no se circunscribe a la mendicidad, las drogas o condiciones de vida deplorables, sino que los infantes, sobre todo las niñas, son víctimas del comercio sexual, que en los últimos tres años aumentó ciento por ciento en plazas como Acapulco, Cancún, Ciudad Juárez, Puerto Vallarta, Tuxtla Gutiérrez, Veracruz, Tlaxcala y el Distrito Federal.

El más reciente reporte del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) revela que en México más de 16 mil niños y niñas son víctimas de las mafias de pornografía y prostitución, pero la propia coalición y organizaciones sociales como Nuevo Amanecer y Reintegra afirman que se tiene un subregistro o "cifra negra", debido a que el principal obstáculo para frenar ese delito es la confabulación de las autoridades en ese lucrativo negocio.

Por su propia situación de pobreza, muchos niños en situación de calle venden su cuerpo para subsistir o comprar droga, e incluso son utilizados por las mafias dedicadas a la explotación sexual para "enganchar" a otros infantes en situación similar de pobreza y abandono, comenta Teresa Ulloa, directora regional de la coalición.

Norma del Río, coordinadora del Programa Infancia de la Universidad Autónoma Metropolitana, señala que el número de niños en situación de calle podría superar muy fácilmente los 140 mil debido a que muchas familias en extrema pobreza envían a sus hijos a las calles como estrategia de sobrevivencia, y por tanto, no están considerados en las estadísticas oficiales.

La investigadora indica que los niños de la calle son sólo una parte de la lacerante situación de abandono y explotación que vive parte importante de la niñez mexicana. Se estima que 3.5 millones de entre 12 y 17 años de edad trabajan en diferentes actividades para poder subsistir ante la profunda situación de pobreza o abandono de sus familias.

Los estudios de la UAM revelan que el 42 por ciento del trabajo infantil se concentra en el sector agropecuario, 23 por ciento en el área de servicios, 17 por ciento realiza actividades comerciales, 14 por ciento se ubica en la manufactura y 4 por ciento en la construcción. El ingreso promedio de estos infantes que en muchos de los casos son sometidos a jornadas de más de diez horas oscila entre los 20 y 50 pesos diarios, y de ellos un 40.4 por ciento entrega la totalidad de su dinero a sus progenitores -padres, tíos, hermanos o abuelos.

En sus propias estadísticas la UAM destaca la extrema vulnerabilidad de los niños de la calle, de los cuales, 60 por ciento recurre a la mendicidad para obtener un ingreso, 10 por ciento vende alguna mercancía, 2.6 por ciento son limpiaparabrisas y el resto se ocupa como cargadores, boleros, lavacoches y ayudantes de todo tipo.

El DIF señala que del total de niños de la calle, 37.5 por ciento sufre desnutrición, 14 por ciento tiene alguna discapacidad, 9 por ciento son obesos, 10 por ciento padece alguna enfermedad y 3 por ciento son adictos a los inhalantes, e insiste en que su adecuada atención depende de contar con una mejor asignación presupuestal y de que la sociedad civil aporte también recursos "ante el constreñimiento presupuestal que se enfrentará en el 2009".

Fuente: Arturo Gómez (El Sol de Acapulco)

0 comentarios

Publicar un comentario

Leer más en Suite101: Añadir Artículos de Suite101.net a página web http://www.suite101.net/pages/site_widget.cfm#ixzz0gRg1vmyP

Buscar este blog

Blog Archive