Cuando estuvimos muertos

Cuando estuvimos muertos
Se puede adquirir en Libros en Red o pedirlo al autor: forogam2002@yahoo.es

Los niños que dejaron de soñar

Los niños que dejaron de soñar
Se puede adquirir en las principales librerías o bien pedirlo al autor: forogam2002@yahoo.es Ambos libros pueden encontrarse en la Fundación Vicki Bernadet de Barcelona (ver el banner más abajo)

Followers

Subscríbete vía RSS

Introduce tu dirección de correo

Muro de opiniones

Otras webs de Directorio e-Contento
www.barcelona.com - La Guía de Barcelona

GuiaBlog

certificado por
GuiaBlog
autos

Fiestas malditas

Publicado por Joan Montane viernes, 25 de diciembre de 2009

Quizá el título sea un poco fuerte, sin embargo creo que refleja una realidad que buena parte de los vivimos esa traumática experiencia compartirán.

La fiestas de Navidad, para las personas que sufrimos abusos sexuales en la infancia, no suelen ser esas fiestas entrañables de reencuentro y celebración con los seres queridos que se esperan con alegría. Muchas veces sucede justo lo contrario. La explicación es sencilla. La mayoría de los abusos han tenido lugar dentro del entorno familiar.

Las reuniones familiares implican encontrarse con el agresor o agresores en un entorno donde se supone que todo es alegría y felicidad. Muchas personas viven con el secreto, sin haber revelado lo que sucedió en su niñez, y sacando fuerzas de flaqueza para no demostrar que sienten lo que no sienten.

He escuchado muchas veces que las navidades son la peor época del año. No es sencillo fingir lo que se espera en tan señaladas fechas cuando en el fondo nuestros sentimientos van en dirección contraria. No es sencillo y no es extraño que en muchas ocasiones se note. Entonces pasamos a ser los raros. En esto y en tantas cosas...

La Navidad quizá es la época en la que, en mayor medida, nuestro silencio se transforma en dolor. Siempre han habido voces críticas que han hablado de la hipocresia que llevan implícita estas fechas. Para muchos de nosotros es así. Irremediablemente. Sin más elección que la de romper el silencio. Pero ese es un precio que pocos hemos pagado.

Para mi la Navidad hace tiempo que no es problema, y menos ahora que estoy rodeado por una familia estupenda. Por suerte hace tiempo que me liberé de las cadenas del silencio, y probablemente incomode a más de uno. No es un tema agradable, sin duda, pero si algo tengo claro es que no se soluciona con el silencio.

Hoy puedo sentir y desear felices navidades a todos. Ya no es una tortura, ni un formalismo, ni un compromiso. Son días para compartir con aquellos a quienes quieres y que te quieren. Como debe ser.

Feliz Navidad.

5 comentarios

  1. LOLI Says:
  2. Pues eso mismo digo yo,ahora puedo sentir y desear FELIZ NAVIDAD!!!!

     
  3. CHARO SEGURA Says:
  4. Hola,pues me puedo añadir,,a felicitar la navidad hay quien deseo de verdad,sin mas besos comprometidos,sonrisas dibujadas,risas forzadas,,y revoltijo de estomago por dentro..se acabòo...rompì el silencio y todo eso se acabò,,ironìas de la vida si coìncidimos los demàs son los incomodos,y una se convierte casi en la molestia o incomodidad de los demàs.Asì que una al final,aprende y comprende y lo mejor se desenreda de aquello que son los compromisos navideños familiares,y los pasas como y con quieres.
    Sobre todo contigo misma en paz,el mejor regalo,tu paz interna,y saber perdonarte.Aunque sea una creencia erronea que llevamos durante años..perdonarnos? no hay nada que perdonarnos,porque no somos ni fuìmos culpables.
    FELICES FIESTAS..BESOS.

     
  5. Laura Says:
  6. Enhorabuena por seguir adelante. Feliz Navidad!!

     
  7. Anónimo Says:
  8. Vaya, pues a mi siempre me han encantado: Las luces, los villancicos, los adornos, el arbol, la nieve y el frio, los regalos, la ilusión de los niños...

    Mmm... No hay nada más bello que la sonrisa de una niña de 6 años en navidad, de 6 años, cuando aún se cree lo de los reyes y tiene toda la ilusión intacta.

    ¿ No crees Joan ?

    Sí... Una niña de 6 años con los ojos llenos de ilusión, inocencia y ternura. Eso es algo verdaderamente hermoso.

    Felices fiestas, Joan.

    Saludos, PerroMalo.

     
  9. JoanMontane Says:
  10. Pues sí, lo sé perfectamente. Hasta hace bien poco he estado abriendo juguetes con esa "niña de 6 años con los ojos llenos de ilusión, inocencia y ternura" Y ahora mismo nos vamos a ver a la abuela a ver que han dejado los reyes por allí.
    Pero no es menos cierto que para muchas personas que sufrieron abusos, sobre todo ya de adultos, estas fiestas suelen ser un periodo bastante duro, bien sea por los recuerdos asociados o bien por tener que fingir y compartir la alegría con el abusador.

     

Publicar un comentario

Leer más en Suite101: Añadir Artículos de Suite101.net a página web http://www.suite101.net/pages/site_widget.cfm#ixzz0gRg1vmyP

Buscar este blog