Cuando estuvimos muertos

Cuando estuvimos muertos
Se puede adquirir en Libros en Red o pedirlo al autor: forogam2002@yahoo.es

Los niños que dejaron de soñar

Los niños que dejaron de soñar
Se puede adquirir en las principales librerías o bien pedirlo al autor: forogam2002@yahoo.es Ambos libros pueden encontrarse en la Fundación Vicki Bernadet de Barcelona (ver el banner más abajo)

Followers

Subscríbete vía RSS

Introduce tu dirección de correo

Muro de opiniones

Otras webs de Directorio e-Contento
www.barcelona.com - La Guía de Barcelona

GuiaBlog

certificado por
GuiaBlog
autos

La herencia del abuso

Publicado por Joan Montane sábado, 13 de junio de 2009 6 comentarios

Está claro que las consecuencias del abuso sexual infantil acostumbran a ser muchas y algunas de ellas graves. La desinformación sobre este asunto es una variante más entre las consecuencias que nos afectan y que, sin duda, ayuda bien poco.

Muchas de las veces en que he participado en debates y entrevistas, tanto televisivas como escritas, ha aparecido la pregunta: El que ha padecido abusos ¿puede convertirse en abusador? Siempre me ha dado la impresión que esta pregunta tenía una parte de retórica; es decir, casi se da por hecho de que el peligro de que así sea es inminente. Y por supuesto que no es así. La gran mayoría de los abusados no se convierten en abusadores.

Si investigammos en el pasado de un abusador es muy probable que encontremos elementos como el abuso sexual, pero también muchos otros, como el maltrato, el abandono y, en general, circunstancias propias de una familia desestructurada. Aunque no siempre. Establecer perfiles, tanto del abusador como del abusado, es una riesgo y sólo puede interpretarse como una tentativa de aproximarse a la realidad. Existen demasiados factores como para sentar cátedra en un asunto tan lleno de complejidades como el abuso sexual.

Es esencial tener una información veraz surgida de la experiencia y el conocimiento y saberla interpretar con el sentido común. Dejarse llevar por la rabia, la indiferencia, el odio, la venganza o cualquier otro sentimiento que distorsione la perspectiva de lo que es real sólo puede llevarnos al fracaso, a las percepciones erróneas y a actuar de un modo que, a la postre, se volverá contra nosotros.

No solemos contar con el apoyo social, ni jurídico ni, muchas veces, familiar. Es una lucha solitaria contra la incomprensión, el engaño y la impotencia de saber que la verdad, en ocasiones, no sale a flote por más evidencias que existan.

Pero seguiremos luchando.

Se admiten propuestas

Publicado por Joan Montane domingo, 7 de junio de 2009 7 comentarios

He pensado que un blog, en principio, es una ventana donde el autor habla de los temas que le interesan y que en este caso son los abusos sexuales infantiles. También es cierto que aquellos que lo leen y participan con sus respuestas son personas sensibilizadas con este asunto o bien personas que lo han padecido o les toca de cerca.

Uno de mis objetivos principales al ponerlo en marcha era proporcionar una información lo más fidedigna posible sobre esta lacra que nos atañe a todos. He intentado buscar todos los enfoques posibles, sin embargo es lógico que siempre queden algunos aspectos sin tratar, y este es el motivo de este escrito.

Que sirva este post para que cualquiera que lo desee plantee cuestiones, temas o preguntas relacionadas con el abuso sexual, de este modo desarrollaremos nuevos temas que tal vez no haya abordado lo suficiente o que incluso no haya tratado. La cuestión es lograr que este espacio sea lo más completo y participativo posible.

Un abrazo a tod@s.

Debate en Tele 5

Publicado por Joan Montane viernes, 5 de junio de 2009 2 comentarios

Este próximo sábado día 6 de junio en Tele 5, en el programa de La Noria, habrá un debate sobre los abusos sexuales, precedido de varias entrevistas, entre las cuales también estará la mía.

El motivo del debate surge a raíz de las declaraciones del cardenal Cañizares comparando el aborto con los abusos sexuales. Personalmente apenas toco este asunto, me interesan más los abusos sexuales en general que entrar en este tipo de disquisiciones.

Espero que lo veáis y también que corráis la voz. No sé exactamente a que hora lo emitirán, pero me han asegurado que sería pronto, quizá sobre las 23:00 horas.

Los que tengáis blogs estaría bien que lo pusierais. No os aviso con mucho tiempo, pero es que ha sido todo muy rápido.

Un abrazo.

Aviso

Publicado por Joan Montane miércoles, 3 de junio de 2009 1 comentarios

En varias ocasiones me han pedido si podían poner tal o cual artículo en su blog, foro, web, etc.

Una de las finalidades de este blog, precisamente, es transmitir una información veraz que surge de un profundo conocimiento sobre el abuso sexual infantil. Sirva entonces este escrito para que cualquiera que lo lea, sepa que tiene permiso para incoporar cualquier texto en sus blogs. Si que agradecería que se me informara que artículos se ponen y donde. Para ello podéis contactar en forogam2002@yahoo.es

Un saludo.

Un camino con obstáculos

Publicado por Joan Montane lunes, 1 de junio de 2009 5 comentarios

A lo largo de estos años uno llega a la conclusión de que el problema del abuso sexual infantil tiene demasiadas ramificaciones, demasiados frentes abiertos, demasiado trabajo por hacer y poca gente para hacerlo.

He insistido en varias ocasiones en el hecho de que la mayoría de abusos se producen en el entorno familiar, sin embargo sigue habiendo la percepción, en buena medida debido a la cobertura mediática que reciben, de que su incidencia tiene más que ver con las redes de pederastia que operan por Internet y con los casos donde está implicada la iglesia. Es obvio que ambos deben ser perseguidos y denunciados, como no puede ser de otro modo. Para quienes conocemos la verdadera realidad de los abusos, esta situación nos parece que está actuando como chivo expiatorio que tranquiliza la conciencia social pero que esconde mucho más de lo que muestra. Da la impresión que todos estamos de acuerdo en condenar estos actos aberrantes y que en ningún caso se pueden tolerar. Pero ¿es esto realmente así? Lo es en parte.

La condena del abuso sexual infantil la ejercemos sin fisuras siempre y cuando no nos afecte de un modo más o menos directo, pero como decía antes, una elevada proporción de los abusos se da en el seno familiar. ¿Quién denuncia entonces? ¿Quién hace algo? Por desgracia son pocos los que hacen algo, y parafraseando lo que escribió Martin Luther King, lo peor no es la maldad de los malos, sino el silencio de los buenos.

Nos queda la esperanza de que poco a poco son más los que se atreven a denunciar, una esperanza que se diluye cuando comprobamos que buena parte de dichas denuncias quedan en nada y se convierten en un infierno para el denunciante. Eso por no hablar del menor abusado, que tiene que seguir viéndose con el abusador.

¿Cuál es el panorama actual? Bastante desolador para quienes no estamos dispuestos a dejarnos engañar. Antes no se hablaba de esto. Ahora se habla. Pero la información que se trasmite no recoge la realidad, sino una pequeña parte que, probablemente sin intencionalidad, no hace más que distorsionar el problema.

Cuando escribí mi primer libro “Cuando estuvimos muertos”, un editor me comentó que era muy bueno, pero que estos temas no venden. Durante los siguientes cinco años no creo que se hayan producido grandes cambios. El abuso sexual infantil sólo “vende” en determinadas circunstancias, y aunque al menos sirva para que se hable de ello, hacen poco a la hora de aportar soluciones o abrir nuevas vías que permitan avanzar por el camino correcto.

El abuso sexual infantil es un asunto con muchas complejidades que requiere una profunda especialización desde todos los ámbitos e instituciones implicadas. A día de hoy nos encontramos con que hay pocos medios, poca sensibilización para hacer frente a la raíz del problema, una lamentable inclinación a no querer ver las evidencias, tanto a nivel particular, social e institucional, y una información sesgada que impide que seamos conscientes de la gravedad y de las secuelas que arrastra una persona que ha sido víctima de abusos sexuales en su niñez.

Cada especialista en su campo tiene sus propias limitaciones, sin que por ello pretenda dar a entender que deben extralimitarse, pero es muy cierto que si alguien se muestra en exceso beligerante con un sistema que hace agua por todas partes o simplemente trata de llevar a cabo su trabajo atendiendo a las evidencias, se encontrará con más problemas que facilidades. Y en ocasiones denuncias.

Es evidente que la tendencia a demostrar que el abuso no se ha producido es casi un dogma institucional. Tampoco quiero que se me malinterprete; todo el mundo es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Pero hay tantas reticencias a querer demostrar culpabilidades en estos asuntos que no es de extrañar lo que nos dicen las estadísticas, así como la obvia conclusión que podemos sacar de las mismas. Todos los estudios efectuados en nuestro loado y autosatisfecho primer mundo nos indican que aproximadamente un 20% de la población ha sufrido algún tipo de abuso sexual antes de cumplir los 17 años. Con estos números deberíamos preguntarnos ¿dónde están los agresores? Y la respuesta es que siguen en sus casas, con sus respetables empleos y sus no menos respetables familias. Y nadie sabe nada. O mejor dicho; en muchos casos, nadie dice nada. Y así nos va.

Leer más en Suite101: Añadir Artículos de Suite101.net a página web http://www.suite101.net/pages/site_widget.cfm#ixzz0gRg1vmyP

Buscar este blog