Cuando estuvimos muertos

Cuando estuvimos muertos
Se puede adquirir en Libros en Red o pedirlo al autor: forogam2002@yahoo.es

Los niños que dejaron de soñar

Los niños que dejaron de soñar
Se puede adquirir en las principales librerías o bien pedirlo al autor: forogam2002@yahoo.es Ambos libros pueden encontrarse en la Fundación Vicki Bernadet de Barcelona (ver el banner más abajo)

Followers

Subscríbete vía RSS

Introduce tu dirección de correo

Muro de opiniones

Otras webs de Directorio e-Contento
www.barcelona.com - La Guía de Barcelona

GuiaBlog

certificado por
GuiaBlog
autos

La ventana exterior

Publicado por Joan Montane domingo, 30 de noviembre de 2008 8 comentarios

Hace ya seis años que lleva funcionando forogam. Precisamente hoy, día 29 de noviembre cumplimos este sexto aniversario. Se trata de un foro en el que escriben personas que sufrieron abusos sexuales en la infancia. El foro es lo que yo he dado en llamar la ventana interior; el sitio donde nos reunimos, compartimos y debatimos quienes padecimos A.S.I.

Este blog, que aún está en su más tierna infancia, pretende ser la ventana exterior. El sitio de todos; el lugar donde todo el mundo que esté interesado pueda conocer de primera mano que significa el abuso sexual, como afecta y cual es su auténtica naturaleza. Mi objetivo es que el A.S.I. tenga el tratamiento y la difusión que merece, lejos de sensacionalismos o de ideas erróneas.

La razón última de este escrito es pedir a todos los lectores que expongan cualquier duda o planteamiento, que propongan cualquier aspecto del A.S.I. que les interese que sea tratado con más detenimiento. Todo aquello, en definitiva, que pueda convertir este blog en una herramienta cada vez más útil.

Apología a la pedofilia

Publicado por Joan Montane sábado, 29 de noviembre de 2008 3 comentarios

Quería deciros que este asunto está siendo tratado ya a nivel político y que si todo va bien no será necesaria campaña ni recogida de firmas. Vamos a esperar un poco a ver como se resuelve el tema y si hace falta ya nos movilizaremos.

AVISO

Publicado por Joan Montane viernes, 28 de noviembre de 2008 11 comentarios

Como tenemos por aquí, como ya decía senovilla, a algo parecido a un ser humano que se dedica a hacer apología de la pederastia, creo que será mejor que modere los comentarios que lleguen tanto a este blog como al otro. Preferiría haberlo dejado abierto pero como parece que esa basura tiene mucho tiempo libre y poco cerebro creo que será mejor hacerlo de este modo, y me parece que la mayoría de vosotros piensa también lo mismo. Así que si véis que vuestros mensajes tardan un poco en aparecer, que sepáis que este es el motivo.

Un abrazo a todos.

Presentación / Coloquio en Valencia

Publicado por Joan Montane martes, 25 de noviembre de 2008 19 comentarios

Este proximo jueves dia 27 de noviembre tendrá lugar la presentación de mi segundo libro "Los niños que dejaron de soñar". Esta presentación/coloquio se celebrará a las 19:00 horas, en la Casa de la Cultura de Torrent, situada en la calle Sagra, núm. 17.



Además de quien escribe estas líneas, en la charla intervendrá Carmen Quijano, presidenta de la asociación ACASI (Asociación contra el abuso sexual infantil) http://www.acasi.org/
Esperamos que el acto, más allá de la presentación literaria, sirva para aclarar dudas, aportar información y dialogar, en definitiva, sobre un asunto que nos concierne a todos y sobre el que pesa demasiada desinformación.
A un nivel más personal me encantaría poder saludar a cualquiera que haya participado o lea este blog.

¿Seguimos?

Publicado por Joan Montane sábado, 22 de noviembre de 2008 72 comentarios

Está claro que esta campaña iniciada por nuestros amigos de La Huella Digital y Vagón-bar ha sido un éxito, y todos debemos felitarnos por ello. Pero no podemos dormirnos en los laureles. Queda muchísimo por hacer y creo que vale la pena aprovechar este momento.

¿Qué otras cosas podríamos hacer? Desde luego hay muchas, pero últimamente me veo enfrentado a una que me parece elemental, diría que de libro. Cuando alguien habla en favor de ETA o justifica sus atentados se le puede acusar de hacer apología al terrorismo. Se trata de un delito. Sin embargo cualquiera puede hablar o escribir barbaridades relacionadas con niños, como hacen los pederastas en la red, y no se puede hacer nada al respecto. Aquí en España no es delito. Personalmente me parece incomprensible. Algo tan evidente y que limitaría bastante la capacidad de actuación de los pedófilos sigue siendo legal.

Ahora somos muchos, tenemos mucho eco, hay sensibilidad e información. Y creo que para luchar efectivamente contra esa lacra debemos dotarnos de las herramientas mas adecuadas y efectivas. Una de las más básicas sería lograr que la apología a la pedofilia fuera considerada como delito. Es una idea que hace tiempo que me ronda por la cabeza y que también han expresado algunas personas, como mi incansable amigo Joshua, y algún que otro colectivo.

De momento dejo aquí esta idea para ver que os parece, como se podría estructurar y para que la hagáis correr por toda la blogosfera.

Un abrazo a todos.

Violencia e intimidación

Publicado por Joan Montane 6 comentarios

¿Es importante tratar de discernir si en un abuso sexual se produce violencia e intimidación?
El sentido común nos dice, al menos a quienes hemos pasado por ello, que esta discusión no tiene demasiada importancia. El acto en sí mismo ya es lo suficientemente grave como para andar buscándole tres pies al gato. Sin embargo la ley sí hace esta distinción, y no es lo mismo un abuso sexual donde hay violencia e intimidación que otro donde no haya.

Cuando hablamos del abuso sexual infantil, la mayoría de la gente imaginará a un ser despreciable que, posiblemente, habrá hecho uso de la violencia y la intimidación. En todo caso nadie duda que se trate de un maltrato físico o psicológico, o ambos a la vez. Sin embargo pueden darse diferentes relaciones donde la violencia, así como otras formas de intimidación, adopte un perfil un tanto equívoco, aunque no por ello menos efectivo.

Para cualquiera de nosotros es extremadamente complicado explicar muchos aspectos relacionados con el abuso que padecimos. Muchos debemos enfrentarnos con preguntas que, no sólo quisiéramos que satisfagan a un hipotético interlocutor interesado, sino que nos satisfaga a nosotros.

Yo era de los que hasta hace poco tiempo pensaba que mi caso estaba exento de violencia e intimidación, lo cual, no hacía sino que incrementar mi sensación de culpa. Si eso es tal como lo escribo ¿por qué no lo impedí, entonces? ¿Por qué no hice algo? ¿Por qué no impedí que sucediera? La lista de interrogantes es muy larga. Cada cual tiene su particular pregunta sin respuesta: ¿por qué me traicionó mi cuerpo y sentí placer? ¿Por qué seguí permitiéndolo a los 16, 18 ó 20 años?

Aunque nadie en sus cabales ponga en duda que el abuso sexual infantil es condenable tanto social como penalmente, en mi caso particular, por más execrable que pudiera parecer la conducta de mi padre, no puedo eliminar por completo la posibilidad de que alguien imparcial dilucidara que, en mi caso, no hubo violencia ni intimidación. A fin de cuentas es algo que se contempla en un juicio. Y es que yo era el primero que siempre lo creí. No es fácil encontrar el modo de explicar lo que no hemos sido capaces, tan siquiera, de asumir como algo que nos sucedió en la niñez.

Es muy importante analizar este asunto con detenimiento, sobre todo ahora que hemos hecho mención de las connotaciones penales a las que está sujeto el abuso sexual y la relación existente entre éste y la agravante añadida de la violencia y la intimidación.

Nunca formó parte de mis prioridades la denuncia de estos hechos. De hecho nunca me lo planteé. Pero aunque hubiera sido mi caso, de poco me hubiera servido, ya que el delito prescribió hace tiempo. No obstante, considero de suma importancia aclarar y delimitar como se llevó a cabo el abuso sexual y si éste estuvo agravado por actos de violencia e intimidación, fueran estos cualesquiera que sean.

Cuando se utilizan los términos violencia e intimidación se suele investigar en que grado afectaron y si fueron degradantes y vejatorios.

El enfrentamiento siempre fue difícil. Yo siempre hubiera querido contestar que hubo violencia, que hubo intimidación y que ambas fueron degradantes y vejatorias. Pero la realidad que yo concebía hasta no hace tanto tiempo me hacía pensar que la definición era otra. ¿Realmente era así? Hoy tengo una percepción radicalmente distinta.

En la definición de violencia, si consultamos cualquier enciclopedia, se nos habla de violar y de violentar. Ambos casos se adaptan perfectamente a nuestra realidad. Y también a la mía en particular.

Degradar implica arrastrar a alguien a un nivel moral muy bajo, lo cual creo que también nos afecta a la mayoría de un modo innegable.

Vejar se define como humillar gravemente, mencionándose asimismo el abuso de poder, lo cual encaja a la perfección en mi caso y supongo que también en el de todos los abusados.

En definitiva, y atendiendo a estas definiciones, puedo concluir que en mi caso hubo violencia y que esta fue degradante y vejatoria.

En lo tocante a la intimidación todavía me parece que es más incuestionable. La intimidación se define como el estado de quien está atemorizado, lo que en mayor o menor grado nos pasó a todos. De no ser así, no hubiéramos permitido que ocurrieran los abusos. También se habla en las definiciones de asustar o amedrentar, lo que equivale a un estado en el que nos vemos incapacitados para hacer frente a una realidad para la cual carecemos de capacidad, entendimiento y recursos, situándonos en una posición de inferioridad o desvalimiento frente al presunto agresor. Otra realidad irrefutable para casi todos.

En cuanto a sí fue degradante y vejatoria, creo que basta con aplicar los mismos razonamientos ya esgrimidos en el tema de la violencia.

Por tanto concluyó que en mi caso también hubo intimidación y ésta fue vejatoria y degradante. Otra cosa será que mis reflexiones se interpretaran de igual forma si llegara a los tribunales. Desgraciadamente, como decía, me temo que no.

La vida no es justa

Publicado por Joan Montane viernes, 21 de noviembre de 2008 19 comentarios

Uno de los grandes dilemas con el que nos enfrentamos muchos seres humanos es la constatación de que la vida no es justa.

Nos cuesta entender porque a alguien tan bueno le ocurren tantas desgracias o porque alguien tan malo vive tan ricamente. Puede observarse desde distintas perspectivas. A mi, personalmente, me gusta ver una posible respuesta en que ese alguien tan bueno, precisamente, es tan bueno debido a todas las desgracias que se ha visto obligado a afrontar.

A veces alguien exclama: ¿por qué abusaron sexualmente de mí cuando tan sólo era un niño? ¿Qué culpa tenía yo? Estas preguntas se repiten una y otra vez. ¿Por qué me tocó a mí? También tengo mi particular respuesta. A mi me tocó para superar la prueba y convertirme en lo que jamás hubiera sido de no haber pasado por ello. ¿Podría haberme quedado en el camino? Podría. Pero no fue así.

No, la vida no es justa, y eso es justo lo que necesitamos para vivir.

El peso del alma

Publicado por Joan Montane jueves, 20 de noviembre de 2008 11 comentarios

Quería compartir también esta preciosa canción, en este caso sobre la violencia de género.


El cuento de Isabel

Publicado por Joan Montane 4 comentarios



Una buena amiga, Isabel Olid, acaba de publicar un cuento sobre el abuso sexual infantil que a buen seguro será muy útil para todos, pero sobre todo para los niños y para algo tan vital y necesario como es su prevención, pues el lenguaje utilizado se adpata perfectamente a su nivel de comprensión, a partir de los 6 años.
Desde aquí le deseo toda la suerte del mundo.

Cada día será 20 de noviembre

Publicado por Joan Montane 39 comentarios


Estos niños fueron víctimas de un pedófilo, no de alguien que los amaba, sino de alguien que sólo los quería para satisfacer sus instintos más oscuros. Yo fui uno de esos niños y conozco cientos y cientos de otros niños que hoy son adultos. ¿Sabías que el 60% de esos niños intentó suicidarse? Eso es algo que nada tiene que ver con el amor. Y cuantos no se habrán quedado en el camino... Otros han acabado convirtiéndose en adictos al alcohol, a las drogas o a cualquier otra sustancia o actividad que les haga evadirse de una realidad insoportable.


Tal vez hayas llegado a este sitio tecleando palabras como "angels", "lolitas", "niños desnudos", "boylover", "preteens", "girlover", "childlover", "pedoboy", "boyboy", "fetishboy" o "feet boy". Pues has llegado a un sitio donde no vas a encontrar lo que buscas. Sin embargo quizá sea yo quien te encuentre a ti. Así que mi consejo es que vayas con mucho cuidado con lo que haces, con lo que escribes. Vigila bien tus espaldas. Cada vez somos más y tarde o temprano te encontraremos. Este blog está en campaña permanente y estoy seguro que bien pronto seremos muchos más.

Aparición televisiva

Publicado por Joan Montane martes, 18 de noviembre de 2008 6 comentarios

Este próximo miércoles día 19 por la mañana, Carmen Quijano (Presidenta de ACASI) y yo mismo, intervendremos en el programa "Matí, matí" de la televisión de la Comunitat Valenciana, en el Canal 9. La hora, en España, será más o menos entre las 12:00 y las 14:00 h.
Hablaremos de abusos sexuales en la infancia.Carmen desde la perspectiva de la asociación, yo como escritor que presenta su segundo libro, y ambos, también, como sobrevivientes de abuso sexual. Esperemos que salga todo bien.

Espero que con este enlace puede verlo todo el mundo:

http://wwitv.com/portal.htm?http://wwitv.com/television/index.html?http://wwitv.com/tv_channels/8114.htm

El único "problema" es que la entrevista no sé como se efectuará, si en valenciano o en castellano.


PD: Acabo de hablar con la cadena de TV y puedo precisar un poco más. La entrevista se efectuará entre las 12:45 y las 13:15 h. (siempre en horario de España)

Siempre que hablamos entre mis compañeros sobre la posibilidad de perdonar a nuestro agresor surgen opiniones encontradas. Vivimos en una cultura donde el perdón tiene un rango casi mágico. Muchos consideramos, sin embargo, que el perdón no tiene porque ser un acto imprescindible para acceder a una vida plena. Podemos hacerlo con la conciencia tranquila, sin tener que pasar por el "peaje" del perdón.

Me cuesta verme rebosante de magnanimidad y otorgando el perdón a mi agresor, como si fuera un rey que nombra caballero a un vasallo de dudoso pasado. Mi realidad descansa en la no necesidad de perdonar a quien abusó de mí. Entiendo que hacerlo significaría eximirle, cuando no redimirle, de una culpa que le pertenece a él por completo. ¿Quién soy yo para liberarle del peso de la culpa? Nadie. Esa tarea pertenece exclusivamente al agresor.

Negar el perdón no significa odiar ni llevar una vida condicionada por sentimientos negativos que, al fin y al cabo, sólo perjudican a su portador. Bien me voy a cuidar de no andar lastrado por sentimientos que se vuelvan contra mí. Ya anduve ese camino demasiado tiempo. Cuando algo te daña lo apartas. En mi camino, con relación al agresor, sólo hay indiferencia y distancia.

Cuando pones la mano en el fuego y te quemas, no piensas si debes o no debes perdonar al fuego, simplemente te alejas y evitas volver a ponerla. Eso es así de simple. Pero a pesar de esta aparente sencillez, hay lecciones en la vida que requieren muchos años de aprendizaje.

Fueron muchos años sin reencontrarme con la vida. Y eso es algo que jamás volveré a poner en peligro. Sólo él y sus actos habrán podido hacerle o no merecedor del perdón. Yo no quiero ni tengo nada que hacer al respecto. No volveré a sentir culpa propia por la indignidad ajena.

Para difundir

Publicado por Joan Montane lunes, 17 de noviembre de 2008 3 comentarios

Por tercer año consecutivo, nuestra ONG encintará de blanco, en el Parque 3 de Febrero, el monumento de la Plaza Armenia con el objetivo de sensibilizar, concientizar y colaborar en la prevención del abuso sexual infantil. Desde el inicio de nuestras acciones, también hemos alentado el uso de una cinta blanca cerca del corazón como manifestación en contra del abuso sexual infantil y en apoyo a las víctimas. Y es que todavía hoy se trata de un problema rodeado de mitos y prejuicios que hay que desbaratar.

El primer obstáculo a vencer es la incredulidad de los adultos. Como nos resulta inimaginable, inefable, que un ser humano sea capaz de semejante acto, la primera reacción es la negación: “No, esto no es verdad”, “¿cómo este señor o esta señora, tan buena persona, puede haberle hecho esto a una criatura?”. La solución para calmar la angustia que nos provoca esta aberración es asumir que las chicas y los chicos mienten.

Pero las chicas y los chicos no mienten, no fabulan, no fantasean cuando –venciendo todas las amenazas, los miedos, la vergüenza y la culpa generados por él o la persona abusadora– develan que han sido víctimas.

Nadie puede fantasear sobre aquello que no conoce.

Hay que comprender que el abusador o la abusadora están en el entorno inmediato de los chicos, y que la víctima tiene con ellos una relación de confianza y afecto. Puede tratarse de un familiar, de una vecina, de un sacerdote... En general los abusadores sexuales extrafamiliares eligen profesiones que les permiten tener contacto habitual con chicos. Nos gustaría que fueran claramente reconocibles, identificables; la mala noticia es que un abusador, una abusadora, puede ser cualquiera.

Les enseñamos a los chicos a obedecer a los adultos y no les enseñamos que sus cuerpos son de ellos, que nadie tiene derecho a mimarlos de un modo que los haga sentir mal, que sólo ellos pueden tocarse sus partes privadas, y cuáles son sus partes privadas. Tampoco que los secretos son sólo de cosas lindas, que cuando alguien les pide que guarden un secreto de algo feo tienen que contarlo de inmediato.

Como el año pasado, la consigna es: “Tu cuerpo es tuyo, ahora y para siempre y de nadie más” y el Grupo Amanecer Integración Social por el Arte repetirá la puesta en escena de Mi cuerpo es mío de Mí. Invitamos a ciudadanas y ciudadanos de todo el país (Argentina) a sumarse a nuestra campaña de acciones contra el abuso sexual infantil, encintando de blanco espacios públicos donde concurran chicos y repartiendo cintitas blancas.

Este año tiene particular importancia porque logramos que el 21 de noviembre del 2007 fuera sancionada la ley nacional 26.316/2007, que declara al 19 de noviembre como Día Nacional para la Prevención del abuso contra niños, niñas y adolescentes. (También ha sido declarado en la Ciudad de Buenos Aires y está en trámite legislativo en varias provincias.)

Habrá actividades en todo el país, y algunas de ellas ya se han confirmado. El domingo, en Mar del Plata, intentaremos ponerles colitas blancas a los barriletes de la Quinta Barrileteada Familiar (entre las 15 y las 18 en Playa Bristol). En la ciudad de Córdoba el miércoles 19 se distribuirán cintitas y folletos en las 38 escuelas municipales, se distribuirán folletos y cintas blancas frente al Cabildo Histórico (de 10 a 12 y de 16 a 18) y habrá una charla abierta sobre A. S. I. en la Sala de conferencias del Obispo Mercadillo (de 19 a 20). Todas estas actividades han sido declaradas de interés municipal y legislativo. También el 19 estaremos participando de la Jornada Prevención y Concientización sobre el Abuso Infantil de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires.

Invitamos a todas y a todos a que este 19 de noviembre encinten de blanco sus casas, lugares de trabajo, que ese día luzcan con orgullo una cintita blanca cerca de sus corazones.


Lic. Mónica Laura Creus Ureta

El abuso sexual infantil y la culpa

Publicado por Joan Montane sábado, 15 de noviembre de 2008 12 comentarios

A veces hay respuestas muy difíciles porque las preguntas están mal planteadas. Mi padre abusó sexualmente de mí y convirtió mi vida en una auténtica mierda. Hasta aquí todo bien. O todo mal, mejor dicho. Los hechos son que mi padre abusó de mí y eso fue culpa suya. ¿Qué sucedió con esa culpa? Pues que me la quedé yo. Es habitual que lo que no sienta en padre (u otro agresor), se transfiera al niño. Así es como el menor siente miedo, vergüenza, culpa… y el agresor no. Al no sentirlo actúa como si no fuera con él. No siente empatía. Y a ojos de los demás es normal. El menor, con todos esos sentimientos que no le pertenecen, sobrevive como puede y, a los ojos de los demás, no es normal.

¿Qué hice yo con esa culpa? Soportarla como un pesado yunque, hundirme con él y hundir a los que estaban a mi alrededor.

A menudo me dicen que es admirable lo que estoy haciendo y como lo he superado. Ahora podría decir que es muy sencillo, porque realmente así es como lo veo, pero si observo más detenidamente, también deberé decir que me ha costado 38 años de mi vida. ¿Cuál es la elección? Pues consiste en decidir si quieres ser feliz o desgraciado. Sí, suena algo simplista, ya lo sé. Pero en el fondo es así. Los abusos sexuales ya no suponen un obstáculo; hace cierto tiempo que para mi pasaron a ser una oportunidad.

Muchos sobrevivientes se preguntan que hubiera pasado con su vida de no haber habido abusos. Ni podemos saberlo ni podemos cambiarlo. Lo que si sé es que los abusos han sido una oportunidad para que escriba libros, para ser administrador de un foro, para escribir en este blog, para hablar en ponencias, en la radio, la TV, para ayudar a personas que, quizá, de otro modo hubieran sido invisibles para mi.

No sé que hubiera como hubiera sido mi vida si mis circunstancias hubieran sido otras, pero sé como es esta y me siento orgulloso de vivirla.

La opinión de la sociedad

Publicado por Joan Montane viernes, 14 de noviembre de 2008 9 comentarios

Hace un tiempo hice unas encuestas entre personas que fueron víctimas en su infancia de abuso sexual, encuestas cuyos resultados, en parte, ya puse en algunos post del blog. La idea era tener una idea más precisa de esta realidad y de sus consecuencias.

Aprovechando este blog también quisiera hacer algunas encuestas, en este caso para plasmar la visión general que se tiene de ciertos aspectos de esta lacra social. En el lateral del blog iré poniendo diversas encuestas. Cuanto mayor sea la participación más fiable será el resultado obtenido; así que, aunque sólo sea para las votaciones agradecería que se difundiera este proyecto. Siempre han habido pocos datos referentes a este tema y los que hay, a veces, no parecen demasiado fiables.

Y otra cosa que me gustaría es que cualquiera que esté leyendo este post, se sienta libre para sugerir una encuesta que le parezca interesante, siempre relacionada con este asunto.

Un abrazo y gracias a todos por vuestras palabras de ánimo y por vuestra colaboración.

Madrid - 19 de noviembre

Publicado por Joan Montane jueves, 13 de noviembre de 2008 2 comentarios

LOS NIÑOS MADRILEÑOS APRENDERÁN A CUIDARSE ANTE POSIBLES SITUACIONES DE ABUSO SEXUAL



La conmemoración del 19 de Noviembre, “Día Mundial para la Prevención del Abuso contra los Niños”, inicia la Campaña “¡RESPETA MI CUERPO: ES UN TESORO!”, que recorrerá los colegios de la Comunidad de Madrid



No podemos olvidar, que en el mundo, 1 de cada 4 niñas y 1 de cada nueve niños serán abusados sexualmente antes de que cumplan los 18 años, y que cada año 2 millones de niños son conducidos por la fuerza al mercado del sexo

La mejor prevención frente a los abusos sexuales es enseñar a los niños a reconocer las situaciones peligrosas para que puedan defenderse, y que se sientan seguros de que pueden denunciarlas

“No debes dejar que te manoseen, o que te tomen una foto o un video desnudo, o que te hagan regalos a escondidas”. Estos son algunos de los consejos de comportamiento que reciben los niños durante las charlas



CONVOCATORIA ACTO DE PRESENTACIÓN CAMPAÑA DE PREVENCIÓN DEL ABUSO SEXUAL INFANTIL



19 Noviembre, miércoles, a las 11:00, en el Club Internacional de Prensa (C/Monte Esquinza 41)



La Campaña de Prevención de ASI “Respeta mi cuerpo: es un tesoro” será presentada a la prensa el próximo miércoles 19 Noviembre, a las 11:00, en el Club Internacional de Prensa (C/Monte Esquinza 41)


La Asociación para la Sanación y Prevención de los Abusos Sexuales en la Infancia (ASPASI) tiene el gusto de invitarle al acto de presentación de su Campaña "Respeta mi cuerpo: es un tesoro". En él intervendrán:



LILIANA HORJUELA:

Licenciada en Psicología. Master en Necesidades y Derechos de la Infancia por la Universidad Autónoma de Madrid - UNICEF. Ha trabajado para multitud de organismos sobre diversas temáticas relacionadas con la infancia. Desde hace varios años desarrolla su labor profesional en Save the Children España, donde es Coordinadora de los Programas de Violencia contra la Infancia. Ha participado en el "Plan Nacional contra la Explotación Sexual Infantil en España".

Con Save the Children U.K., fue durante dos años Coordinadora del Proyecto Nacional de Prevención de Abuso y la Explotación Sexual Infantil en Colombia. Entre otras publicaciones, es coautora del
Manual de atención para los niños y niñas de mujeres víctimas de violencia de género en el ámbito familiar, y de Estrategias para el desarrollo de conductas de autoprotección en niños y niñas de la primera infancia. Guía para cuidadores y cuidadoras.


Mª ANGELES RUIZ CORONADO:

Profesora de Educación Primaria. Lleva en ella más de 20 años. Actualmente es Jefa de Estudios del Colegio Público Haití, en el barrio de Carabanchel. Este colegio ha sido el primero en incorporarse a la Campaña de Prevención de ASI “Respeta mi cuerpo: es un tesoro”.


ISABEL GARCÍA LUQUE:
Miembro de la Junta directiva de AUPECAM (Asociación de Usuarios de Puntos de Encuentro de la Comunidad de Madrid).


MARGARITA GARCÍA MARQUÉS:
Psicóloga. Presidenta y fundadora de ASPASI

La campaña de todos

Publicado por Joan Montane 5 comentarios




¿Vale la pena esta campaña? ¿O sólo actuamos para tranquilizar nuestras conciencias? Desde que me adherí a esta campaña y pasó a ser un aspecto más de mi propia lucha, he escrito y he leído muchos comentarios aquí y allá; comentarios que me hacen pensar que cada vez hay una mayor concienciación e implicación. Realmente creo que vale la pena esta campaña; esta y cualquiera que se haga más allá de las fechas, como el 20N. Quizá no sea tan importante respecto de los resultados obtenidos. Es decir ¿lograremos detener a los pederastas? ¿conseguiremos que cambien de opinión? La verdad es que lo dudo. Sin embargo vamos a lograr algo muy importante, que es estar unidos para derrotar y ponerle las cosas mucho más difíciles a esta gente en el futuro. Si tú y yo exigimos que las leyes deben cambiar no nos harán caso, pero si lo hacemos tu, yo y un millón más, entonces será muy distinto.

Hay muchos frentes abiertos y mucha tarea por hacer. Hay personas que se autoexcluyen de cualquier actividad porque creen que ellas solas no pueden hacer nada. Todos podemos hacer algo. Y cada aportación, cada paso importa. Yo seguiré después del 20N, como estaba ya antes de dicha fecha. Sólo espero que a partir de ahora seamos muchos más con la conciencia de que hay mucho por hacer, porque abusar de un niño es también abusar de nuestro futuro. Cuando hablamos de dejarles a nuestros hijos un futuro mejor, nos comprometemos a cuidar nuestro presente, y no hay presente más valioso que los niños; ellos serán el reflejo delo que nosotros hayamos hecho hoy.

Abuso infantil

Publicado por Joan Montane miércoles, 12 de noviembre de 2008 0 comentarios

Entrevista Silvia Saravia

Publicado por Joan Montane 3 comentarios

Entrevista a Silvia Saravia de Iraheta (Jefa de la Unidad de Apoyo Multidisciplinario de la Fiscalía) El Salvador


¿Cual es la atención que se brinda a los menores de edad que han sido abusados?

-La intervención que se le da a niños, niñas y adolescentes, incluso adultos que han pasado por un tipo de violencia sexual, en primer lugar es la parte legal y por otra parte que la Fiscalía ha visto bien la parte de intervención psicosocial, eso implica que tantos la familia como los niños, niñas y adolescentes puedan tener acceso a la parte de intervención sicológica para la recuperación emocional de las secuelas que han quedado y por otra parte la contención sociofamiliar.

¿Como se debe enfocar la terapia a un menor que ha recibido abusos sexuales?

-Va depender de la edad del niño o adolescente que haya pasado por esta situación, pero básicamente lo que nosotros andamos buscando que la persona tenga la posibilidad de poder trabajar su abuso desde la parte de la psicoterapia en varias sesiones terapéuticas dentro de la institución, y que se le pueda dar un tratamiento que le permita al niño de alguna manera identificar o trabajar emocionalmente toda esa situación de abuso que ha vivido.

¿Es posible la recuperación emocional de un niño violado, o siempre vivirá con esa tragedia?

-Fíjese que esto es importante, porque el tratamiento que debe de darse a las personas que han pasado por una situación de abuso sexual es a largo plazo, si la persona tiene la posibilidad de trabajar ese abuso que ha vivido probablemente si logremos nosotros que la persona logre recuperarse si no en un 100%, porque de hecho el recuerdo no lo podemos quitar, pero si le permite a la persona poder hacer un plan de vida en el cual no le perjudique esa situación de abuso que ha vivido.

¿Es cierto que alguien que haya sido violado en su niñez tiende a ser un violador en vida adulta?

-Es en un porcentaje, lo que sucede es que si se tiene acceso a la intervención psicosocial o psicoterapéutica para trabajar el abuso sexual que ha vivido hay mucha más probabilidad de recuperación de la persona y que no tienda a ser la repetición de su propio abuso, en alguna medida si se corre el riesgo de que pueda darse la repetición o que se pueda de alguna forma revivir ese evento traumático que se ha vivido a través de la agresión hacia otra persona.


Cortesía de Juan Carlos

Solo le ocurre a las niñas

Publicado por Joan Montane martes, 11 de noviembre de 2008 2 comentarios

A nadie le resulta agradable reconocer que fue víctima de abusos sexuales en su infancia. Esta dificultad todavía es superior cuando la revelación tiene que hacerla un hombre. Prueba de ello es la escasez de hombres que deciden dar este paso. Esa es una de las razones por las que se piensa que a los niños no les ocurren esas cosas. Es cierto que a la hora de revelarlo las mujeres nos superan por un amplio margen, afortunadamente para ellas, aunque no por eso deberíamos llevarnos a engaño. La realidad no es buena para unos ni para otros. De cada cien hombres, sólo uno lo dice, y de cada cien mujeres, lo dicen diez. No es ninguna estadística, sino un ejemplo meramente aproximado de la diferencia existente entre hombres y mujeres, pero sobre todo, y más allá de las diferencias entre sexos, lo que en verdad me importa resaltar es el enorme número de personas, tanto hombres como mujeres, que sobreviven bajo la pesada losa del silencio y la culpabilidad, y lo que es peor, sin saber muchas veces por qué su vida está tan vacía y tan carente de sentido.

La información es básica para romper tan nefastas estadísticas. También lo es para desmentir las falsas y en ocasiones absurdas ideas que concebimos para encubrir y disfrazar las realidades a las que nos negamos hacer frente desde los lejanos días de nuestra niñez. Esa dificultad se magnifica cuando es un hombre quien debe considerar si poner o no al descubierto el secreto inconfesable.

Del hombre se espera que sepa hacer frente a cualquier conflicto, que sepa controlar sus sentimientos, que no muestre signos de debilidad; se espera, en definitiva, que asuma el rol que le corresponde. Y aunque eso, hoy en día, se cuestione e incluso se rechace, la realidad no ha cambiado tanto como nos gustaría creer. Todavía predominan una serie de mitos que no favorecen en absoluto la revelación de los abusos.

Aunque se trate de un niño, no es tan insólito que alguien pregunte: -¿Por qué te dejaste?-. A estas circunstancias adversas habría que sumarle absurdas creencias del tipo: “El agresor tiene tendencias homosexuales”, o bien “La víctima puede acabar siendo homosexual”. Ninguna de las dos tiene que ver con la realidad. Es más, la mayoría de abusadores son individuos heterosexuales y que aparentemente no llaman la atención.

Por desgracia estas falsas creencias causan su efecto. A los problemas intrínsecos del propio abuso hay que añadirle las dudas sobre la identidad sexual. Y aunque nosotros, por nuestra cuenta, terminemos teniendo claro cuál es nuestra orientación sexual, sospechamos que, al revelarlo a los cuatro vientos, ésta puede ser puesta en tela de juicio.

El hombre, en definitiva, se enfrenta a una supuesta debilidad de carácter por permitir que sucedieran los abusos y a la aparición de dudas respecto a su orientación sexual.


Fuente: extracto del libro “Cuando estuvimos muertos”

Infancia rota

Publicado por Joan Montane lunes, 10 de noviembre de 2008 2 comentarios

A Joan, que su esfuerzo y su ejemplo de vida, sigan salvando pequeños que se encuentren en riesgo.


Probablemente uno de los mejores documentales sobre el abuso sexual infantil.
Premio Derechos Humanos 2005.


Gracias Joshua por echarme una mano en colgar este vídeo y por tus palabras de aliento.

El patito feo

Publicado por Joan Montane 8 comentarios

Muchos de los sucesos traumáticos que se viven durante la infancia pueden comportar secuelas que nos acompañarán y afectarán en nuestra etapa adulta. Calibrar el efecto de los mismos es muy complejo, debido a la multitud de variables que entran en juego, y que van desde el hecho en sí hasta la capacidad y los recursos del individuo para afrontarlo.

Cuando hablamos de abuso sexual infantil y, concretamente, de una persona que pasó por ello y que no lo ha revelado, o sea, eso tan difícil de establecer que llamamos perfil, tal vez fuera posible señalar algunas características muy comunes, y quizá la más frecuente de todas ellas sea la baja autoestima; lo que, en definitiva, y de ahí el título de este escrito, podríamos definir como el síndrome del patito feo. Es decir: no valgo para nada, no soy capaz, todos se apartarán de mí, si no estuviera nadie me echaría de menos… En fin, una sintomatología que, para quienes estén en la situación descrita, seguro coincidirán con mi exposición.

No hace tanto tiempo yo era también un “patito feo”. Es una sensación que no desaparece de un día para otro. Tarda mucho tiempo en desvanecerse por completo. Es como si siempre pusieras en tela de juicio cualquier actividad que vayas a acometer o idea que vayas a exponer.

Esta semana pasada estuve como ponente en el IX Congreso sobre el maltrato infantil de Valladolid. El jueves por la tarde era mi ponencia: “Una larga travesía”. Y allí, en el paraninfo de la Universidad, tras la presentación impagable de Marian, empezó mi disertación. Hasta aquel momento intenté no pensar demasiado, pero la verdad es que el escenario imponía. El caso es con más o menos nervios hablé de lo que había venido a hablar. Cuando terminé, una hora después, le pregunte a Marian que le había parecido. Me dijo que había estado genial. No estaba tan seguro, pero al levantar la vista y contemplar al auditorio aplaudiendo, pensé que era verdad, que por fin podría sentirme como el bello cisne que en los lejanos sueños de mi niñez siempre creí ser.

Entrevista a Lydia Cacho

Publicado por Joan Montane 0 comentarios

Cuando Lydia Cacho llegó a Barcelona para recoger el premio a la Libertad de Expresión que otorga la Casa Amèrica Catalunya y recién había ido a recoger, en Mozambique, el premio Mundial a la Libertad de Prensa UNESCO-Guillermo Cano 2008, la periodista española Catalina Gayà Morlà la entrevistó.

– Cuando Emma (una de las víctimas de pederastia) la contactó, ¿pensó que se trataba de una red tan peligrosa?, pregunto a Lydia Cacho.

– No, de ninguna manera. Cuando hago trabajo, como cuando entrevisto a una víctima, nunca hago proyecciones de futuro. Intuí que esta historia era peligrosa, pero no sabía qué tanto lo era para ella o para mí. Cuando me di cuenta de que estaba metida hasta el cuello y que había un compromiso personal ineludible por mi compromiso ético, fue cuando decidí publicar Los demonios del Edén.

– ¿De dónde saca la fuerza para enfrentarse a un secuestro, dos atentados, amenazas de muerte y a toda la corrupción que rodea el caso?

– De mi personalidad, desde niña he sido una mujer de convicciones, en realidad podría decir que soy muy terca. Cuando creo que algo debe hacerse, lo hago. Entonces a veces me equivoco y otras, no. En este caso estoy segura de que no me equivoqué.

– ¿A qué se enfrenta?

– Mi caso es una buena radiografía de las disfunciones de mi país. Yo soy una periodista y al mismo tiempo una activista feminista que trabaja en una casa de acogida, escribo un libro sobre abuso sexual infantil y redes de pornografía infantil en México y, a raíz de haber escrito este libro, los personajes que aparecen en él y que son los que manejan la red se coluden con un Gobernador y con políticos más poderosos para encarcelarme y torturarme con la finalidad de que yo me retracte del contenido de mi libro y la historia se quede aplastada como millones de historias importantes en México.

“Lo que pasó fue que yo salí con más fuerza de la cárcel y el caso acabó llegando a la Suprema Corte de Justicia de México, en buena medida por solidaridad de los movimientos sociales en diferentes lugares en el mundo y porque la Cámara de Diputados reaccionó ante unas llamadas escandalosas que se publicaron y evidenciaron cómo se coludieron el Gobernador y este mafioso, y cómo éste dio órdenes a otra persona para que yo fuera torturada y violada en la cárcel”.

– Y México perdió una gran oportunidad para hacer Justicia.

– Mire, el caso llega a la Suprema Corte y un puñado de siete abogados logran cabildear para que seis ministros, entre ellos las dos únicas mujeres, se retracten y se vayan del lado de la protección del Gobernador. Perdemos el caso, seis ministros contra cuatro, y queda para la historia de México cómo pudieron haber sentado el primer caso de pornografía infantil y de turismo sexual y de trata de menores de edad con todas las pruebas para poder juzgar un Gobernador, pero eligen fortalecer sus redes políticas para liberar a un Gobernador corrupto.

– ¿Cómo se sobrepuso?

– La verdad es que cuesta mucho trabajo poder explicarlo. El 27 de noviembre estaba con un grupo de amigos y amigas en la Feria del Libro de Guadalajara. A las ocho sonó el móvil y era una de las niñas abusadas por Succar que había estado siguiendo el caso por la tele. Me llamó y me quebré. Me decía: ‘Es que los jueces dijeron que lo que nos pasó no es cierto. Yo ya no quiero vivir’. Me parece soberbio decir que yo tenía la respuesta, lo único que se me ocurrió decirle fue que algo que me dijo mi madre: ‘Te quitaron ya mucho, no tejes que te arrebaten tu derecho de estar viva’.

– México supo que nada había cambiado.

– Hay una moraleja de todo esto. Son los casos de violación de los derechos humanos, de silenciamiento de libertad de expresión, los que nos muestran cómo funcionan las redes de poder político vinculadas con el poder criminal en México. En ese sentido, mi caso es ejemplar para decir en la medida que estos grupos de poder, que en realidad son un puñado de hombres cuyos nombres conocemos todos, sigan en el poder manejando el país muy poco se podrá hacer. Tú puedes cambiar leyes, crear refugios para mujeres y niñas, pero al final si no sale esta gente del poder público no hay mucho que hacer en México.


LA LEY Y LA VIDA SIN VIOLENCIA

– ¿Qué pasará con la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia?

– En Quintana Roo, logramos que pasara, ahora estamos en la batalla de que se le asigne presupuesto y reglamento. Lo que nos diferencia de España, en la medida que tengamos una ley muy parecida, es que el sistema en España funciona. En México, la maquinaria funciona para favorecer a un pequeño grupo de unos 300 poderosos que controlan el país.

– El periódico La Jornada publicó que hay una orden de aprehensión contra Kamel Nacif.

– Mire, la Procuraduría General de la República necesita deshacerse de mi caso. El Tribunal, en Cancún, estaba revisando 21 tomos simplemente para arrestar a los dos policías que me torturaron. En los 21 tomos no aparece nada contra Kamel Nacif, ni contra el Gobernador. Se demostró que había 40 servidores públicos implicados en la planeación de mi tortura y encarcelamiento. Nadie aparece en los 21 tomos. Desde enero del 2007, estaba todo listo para encarcelar a la juez, a la Procuradora, a Kamel Nacif y a los judiciales que me torturaron, pero lo que hizo la Fiscalía de Periodistas fue desarticular toda esa consignación de delitos federales y desarticularla de tal manera que se convirtieran en simples delitos del fuero común, eso significa delitos menores.

“Con lo que hay ahora en el juzgado de Quintana Roo, sería por delitos tan menores que no pasaría nada más que entretenerme en un juicio de dos años contra los judiciales que me torturaron, que me amenazaron de muerte durante el año pasado y antepasado. Es una burla”.

– ¿Por qué?

– La PGR hizo esto porque yo había anunciado que me iría a los tribunales internacionales. Así yo no me lo puedo llevar a los tribunales internacionales.

– ¿No le da miedo?

– He aprendido, no por valiente si no por mi altísimo sentido de supervivencia, a conocer el miedo de tal manera que ya no asusta. Después de dos años y medio de terapia, he podio procesar el dolor de la tortura y las implicaciones que tiene el hecho de saber que hay dos hombres que tienen un sentido de venganza contra mí. Ya no tengo pesadillas de que lleguen a mi casa. Sé que están ahí, no lo niego, y sé que mi cabeza tiene un precio. La única manera que he encontrado para seguir viviendo y gozando de la vida, sabiendo que en cualquier momento me pueden matar, es justamente disfrutando de la vida y no pensar mucho en ello.

Todos nos vamos a morir; la diferencia es que yo sé quién quiere deshacerse de mí y que puede ser mañana o nunca.

– ¿No contempla la posibilidad de exiliarse?

– La verdad es que yo no me lo imagino. Me lo dices y algo se me mueve en la barriga. Ya me han arrebatado muchas cosas, mi libertad, me hicieron conocer el miedo que nunca imaginé conocer y no quiero que me arrebaten el derecho a vivir en mi país. Que se vayan los malos.


LOS PREMIOS Y LA SEGURIDAD

– ¿Son los premios una forma de blindarla?

– Yo creo que los premios no nos salvan de la muerte, no son un escudo. Le suben mucho el precio de la cabeza. Se convierte en un mayor peligro porque quedan evidenciados. Ana Politkowskaya ganó una serie de premios, además ha sido muy fuerte porque yo voy detrás de ella, un premio que me dan y todo el mundo me dice se lo dimos a Ana, y a ella la mataron. Los premios me permiten poner los temas sobre la mesa y eso es finalmente la tarea que a mí me interesa.


FIRMA FANTASMA

– ¿Se siente utilizada por el presidente Felipe Calderón?

– No me siento utilizada porque nunca tuve esperanza con ningún político. El que perdió más fue Calderón. La tarjeta roja que Felipe Calderón sacó a Mario Marín le fue muy útil para poder negociar mi caso. Abrió su acto de campaña y ahí Felipe Calderón me dijo: ‘Es una infamia lo que te hicieron, te doy mi palabra de que se hará justicia. Si no te cumplo, cuando sea presidente, vas y me devuelves mi palabra’. Ya hice mi cita para regresarle su palabra, pero no me recibe. Él se fue caminando y todos firmaron [el documento de apoyo] pero él fingió que firmaba. No está la firma.

– ¿Cree que esto le puede pasar factura a Calderón?

– Felipe Calderón podría haber hecho cosas muy importantes contra el abuso infantil y el turismo sexual. Podía haber dejado que funcionara adecuadamente el aparato de justicia y el sistema. Si él hubiera hecho esto, el gobernador Mario Marín estaría entrando a un juicio político.

– ¿Cómo pueden los mexicanos permitir tanta corrupción?

– Se consigue con el control de los medios. El 90 por ciento de los mexicanos se enteran de lo que parece que sucede en su país a través de Televisa y TV Azteca y estos tienen acuerdos directos con el PRI y con el Gobierno de Calderón. Cuentan una historia sesgada de lo que sucede en México y el 90 por ciento de los mexicanos creen que viven en un país que no existe. En ese contexto hay una esquizofrenia brutal: la historia falsa creada por el aparato de Estado y lo que viven en la vida cotidiana.

– ¿Cree que cada vez está peor?

– Ahora se está judicializando el activismo social. Se ha acusado a una activista de Chihuahua, una mujer que ha defendido por años los derechos de mujeres, con el narcotráfico. Esto es una muestra de lo que nos espera en México con la derecha gobernante. La derecha judicializa el activismo social.

– ¿Cómo definiría a la sociedad mexicana?

– La sociedad mexicana es como una mujer maltratada y estos 300 hombres que controlan México son el maltratador. Entonces, quien tiene el poder es el maltratador.


http://www.cimacnoticias.com/site/08051601-Se-hara-justicia.33183.0.html

IX Congreso sobre maltrato infantil de Valladolid

Publicado por Joan Montane domingo, 9 de noviembre de 2008 0 comentarios

Una víctima de abuso sexual infantil señala la dificultad para denunciar el maltrato "intrafamiliar"

VALLADOLID, 6 Nov. (EUROPA PRESS)




Uno de los conferenciantes del IX Congreso Estatal de Infancia Maltratada, Joan Montané, que fue víctima de abuso sexual infantil por parte de su padre, advirtió hoy de la dificultad de los niños para denunciar los malos tratos "intrafamiliares".

Montané, que pronunció en Valladolid la conferencia 'Una larga travesía', en la que cuenta su experiencia, indicó que un niño "ni se plantea" denunciar un caso de maltrato y "la opción más directa y lógica" es la familia, pero en el caso en el que la situación se produce en este entorno es muy complejo.

En este sentido, explicó que la familia es "el ente que define" al niño, que lo protege y que "está ahí, es su universo", por lo que es "imposible" que el menor se enfrente a ello, por lo que "está condenado ya".

Sin embargo, Montané explicó que cuando los casos son "extrafamiliares" hay más posibilidades de que se dé a conocer la situación, pero considera que la denuncia es imposible y, como en su caso, cuando uno saca a la luz lo sucedido y es adulto se encuentra que las leyes no ayudan porque los hechos han prescrito.

Joan Montané advirtió de que se habla mucho de los grandes temas de la pederastia, de los casos de Internet, "que llaman mucho la atención", sin embargo considera que "eso es la punta del iceberg y el iceberg en sí son los abusos intrafamiliares", ya que entre el 70 y el 80 por ciento de los abusos se producen en la familia y por miembros de ella.

Así se expresó Montané en declaraciones a los medios recogidas por Europa Press durante la celebración de este Congreso, en el que con su conferencia quiso dar la visión desde la persona "que ha pasado, según muchos, por uno de los peores maltratos infantiles que es el abuso sexual", en su caso el de su propio padre.

CAMINO RECORRIDO.

El título de la ponencia, 'Una larga travesía', hace referencia a la explicación de todo un proceso, "lo que implica el abuso, el silencio, el secreto", en su caso particular cómo surgió, cómo lo reveló y el proceso de asimilación de todas las consecuencias, de todo lo que pasó en su vida y las influencias que tuvo este hecho "traumático".

"Yo no era consciente, hay un trabajo propio de autoconsciencia de lo que supone haber sufrido abuso sexual", explicó Montané, quien trató así de divulgar cómo lo enfrentó con la familia y socialmente, pero no judicialmente porque en ocasiones es muy difícil y, para un adulto, es "imposible porque ha prescrito".

En esta línea, añadió que después de superar todo se implicó en la construcción de redes a través de Internet, de asociaciones en España y, en general, en todo "el largo camino".

Montané considera que ahora la infancia está muchísimo más protegida que cuando él era niño (años 60-70), cuando duda de si el término "abuso sexual infantil" existía, no había asociaciones y las instituciones no ofrecían muchas posibilidades porque "los trapos sucios se lavan en casa, algo muy aplicable en aquella época y ahora también".

Ante su vivencia, envió un mensaje personal de ánimo a todas las personas a las que les ha ocurrido algo similar, "muchísimas más de lo que la gente imagina", y aseguró que "se puede hablar de ello, superar y seguir adelante".

Por otro lado, y a nivel institucional, afirmó que conviene que todos sean conscientes de que es una cuestión que atañe a todos, "no ocurre en ambientes marginales", y todos deben estar implicados "personalmente e institucionalmente, sobre todo".






Nuestro comportamiento, siempre atento a no exteriorizar sentimientos y necesidades que pudieran poner de relieve cualquier detalle de lo acontecido en el pasado, se fue desvirtuando hasta convertir la realidad interior en un escenario donde sólo tenía cabida una supervivencia emocional basada en no sentir. O sentir lo menos posible. El peligro de estos comportamientos está en la gran dificultad que entraña desprenderse de ellos cuando se intuye que su función ya no es útil. Nadie es tan preclaro como para darse cuenta de estar desarrollando una conducta autodestructiva anclada en una supervivencia que se originó en el pasado. Por si esto no fuera suficiente, la negación y el engaño se encargan de desbaratar cualquier posibilidad de cambio.

Cuando en la edad adulta se superan algunas barreras del pasado que nos impedían una visión más precisa de nuestra realidad, lo que suele ocurrir cuando tocamos fondo o ante una situación límite, puede darse el feliz acontecimiento de hallarnos ante un resquicio por donde penetrar y empezar a poner en orden nuestra vida. Sólo entonces vemos el largo y arduo camino que nos queda por recorrer. El enfrentamiento es inevitable. Se puede seguir encerrado a perpetuidad en una aséptica urna de supervivencia, pero más pronto que tarde la interrelación con el mundo provocará situaciones donde la confrontación exigirá argumentos. Entonces surge la impotencia para dar forma y sentido a lo que, en el fondo, sabemos que no lo tiene. Y eso es todo lo que sabemos.

Quienes entran en contacto con nosotros no tardan en intuir ciertas rarezas. Si el contacto es superficial, tal vez no se le dé importancia y logremos pasar desapercibidos (una de nuestras especialidades), pero si se trata, por ejemplo, de una relación de pareja, pronto se producirán colisiones emocionales que exigirán una actitud acorde con lo que se espera de la pareja. Es ahí donde nuestra ineficacia, casi siempre en forma de autodefensa, se pone de manifiesto. ¿Cómo explicarle a nuestra pareja que no entendemos lo que nos ocurre? ¿Cómo explicarle nada si ni siquiera sabemos qué es lo que no llegamos a entender?

Sacrificamos muchos aspectos del aprendizaje porque ya no nos fiábamos de nuestros sentimientos. No debíamos sentir. Dejamos de aprender, convirtiéndonos en muchos casos en seres miméticos. Nuestras acciones ya no nos proporcionaban los estímulos emocionales que nos permitieran catalogar las sensaciones que percibíamos en nuestro entorno. Lo bueno o malo, lo necesario o superfluo, lo útil o inútil. Todo ello empezó a ser asimilado por deducción o por comparación, pero ya no por sensación. Poco a poco fuimos desvinculándonos de los sentimientos reales. Nos protegimos hasta donde pudimos de todo lo malo que nos rodeaba, pero también lo bueno se vio afectado. Y lo necesario. Y lo útil. Hacíamos esto o aquello porque debía hacerse, porque lo hacían los demás, para no tener que pensar en lo correcto. Evitábamos pensar qué ocurría a nuestro alrededor; lo que ocurría con nosotros. Y los sentimientos, de esta forma, no se veían implicados. Entramos en una espiral de insensibilización, respecto a nosotros mismos, de la que ya no es fácil escapar por completo.

¿Cómo puede definirse lo bueno o correcto? La respuesta sólo puede ser una; mediante los mensajes que transmiten los sentimientos. Pero ¿qué ocurre cuando aprendes que no debes fiarte de esos sentimientos? ¿Qué ocurre cuando la única herramienta que se presume válida resulta no serlo?

Fuente: extracto del libro “Cuando estuvimos muertos”

En El Salvador

Publicado por Joan Montane 3 comentarios

Los familiares cometen 20% de violaciones

En San Salvador, el 20% de las violaciones sexuales en menores de edad son cometidas por familiares y la casa de las víctimas es el lugar donde se ha consumado el hecho, según informes de la Fiscalía General de la República.
La fiscal Claudia Trigueros, jefe de la Unidad de la Mujer y el Niño informó que entre enero y junio de este año han judicializado 116 casos de abusos en menores de edad.
De esa cantidad de casos abierto en la sede central de la Fiscalía, 24 fueron violaciones cometidas por padres, hermanos, primos, padrastros y otros parentescos.
Los expedientes iniciados por los fiscales han pasado a la fase de instrucción con base a una serie de pruebas que han presentado a los jueces.
Una de las pruebas en los delitos sexuales, constituye el examen médico legal de los menores, además se incorporan los exámenes sicológicos, pero fundamentalmente la entrevista de las víctimas quienes identifican a los imputados como sus agresores.
Al momento de acusar según el informe fiscal, la declaración de los menores es una herramienta legal eficaz, ya que los niños nunca se equivocan, en sede fiscal jamás han tenido un caso en el cual los menores se hayan retractado de lo expresado en un principio.
Lo que si han detectado los fiscales es la presión y manipulación que las madres han tratado de ejercer sobre sus hijos, muchas veces por conveniencia o porque temen que su hogar se desintegre.
La sicóloga Silvia Saravia de Iraheta, jefa de la Unidad de Apoyo Multidisciplinario de la Fiscalía, dice que esa actitud de las madres o demás parientes es conocido como "síndrome de indefensión", porque siempre terminan dándole la razón a los abusadores y desestiman la versión de los menores. Influye también el hecho de que en los hogares donde se esta dando la violación se vive un ambiente de violencia intrafamiliar y esa es la razón por la cual nadie se atreve a denunciar a los agresores aunque conozcan lo que está ocurriendo.
También los padres de familia no permiten desde un inicio que los niños lleguen alcanzar exceso de confianza con alguno de los integrantes del círculo familiar, según las autoridades fiscales.
Según las estadísticas oficiales, en San Salvador mensualmente se han estado registrando entre 15 y 24 violaciones de menores de edad, enero de 2008 comenzó con 20 casos de abusos, en febrero y marzo bajo a 15.
Pero en abril el número ascendió a 23, mayo 19 y en junio aumentó a 24, en todos estos hechos hay un vínculo familiar del 20%.

cortesía de Juan Carlos

A titulo personal me gustaría comentar que ese 20% de casos de abuso sexual estimados por parte de la fiscalía supone una cifra realmente alta.
Las cifras reales de abuso sexual intrafamiliar en España se sitúan entre el 60% y el 70%; cifras que considero se pueden extrapolar a cualquier otro territorio. Sin embargo los casos que se llegan a denunciar, y por tanto llegan a manos del ministerio fiscal, suponen un porcentaje muy pequeño, por lo que el 20% que maneja la fiscalía de El Salvador nos dice que allí las personas o las instituciones relacionados con el menor tienen una mayor predisposición a denunciar el hecho, de lo cual hay que felicitarse.

Joan Montané.

Noticia sobre el IX Congreso de Valladolid

Publicado por Joan Montane sábado, 8 de noviembre de 2008 1 comentarios


«El abuso sexual no sólo ocurre en ambientes marginales»

VALLADOLID. «El abuso sexual a menores no sólo ocurre en ambientes marginales, nos afecta a todos y, por lo tanto, todos tenemos que estar implicados en su lucha». Así de rotundo se manifestó ayer Joan Montané, una víctima de abusos sexuales que contó su experiencia en el congreso. El también escritor se felicitó de que ahora los medios se hagan cada vez más eco de tristes noticias como la pederastia, aunque ésta -señaló- «es la punta del iceberg, mientras que el iceberg en sí son los abusos familiares». En este sentido explicó que entre el 60 y el 70% se produce por miembros de la familia, lo que, según esta víctima, hace casi imposible enfrentarse al problema ya que «en teoría, la familia es el ente que lo defiende y que lo debe proteger», y cuando la víctima es adulta, «el delito ya ha prescrito y no se puede denunciar», sostuvo. En cualquier caso, destacó los avances que se han producido en la lucha contra esta lacra. «En los años 70 ni siquiera existía el término abuso infantil. Se decía «los trapos sucios que se laven en casa»».

H. DÍAZ abc.es

http://www.abc.es/20081107/castilla-leon-castilla-leon/abuso-sexual-solo-ocurre-20081107.html



Aquí podéis ver mi intervención en la ponencia del jueves.




Mesa redonda organizada por el prestigioso catedrático de la Universidad de Salamanca Felix López.

Y a continuación, y ya para terminar, de momento, os pongo unas instantáneas de la ciudadde Valladolid; una ciudad que, por supuesto, valía la pena haber recorrido con más tranquilidad y con más tiempo.








Posiblemente, más adelante, haga algún artículo más exhaustivo sobre este evento. No obstante, debido a que no había añadido nada en el blog estos últimos días, quería hacer esta primera aproximación a un evento tan importante como ha sido este IX Congreso de Valladolid. Aprovecho para decir que los medios han acudido en gran medida al evento y, si la encuentro, pondré también alguna noticia. Decir, asimismo, que en varias entrevistas he mencionado la campaña que los blogs estamos intentando promover para el próximo 20 de noviembre. Espero que haya tenido alguna incidencia.

Es muy difícil, en un artículo, resumir lo que han sido estos tres días de ponencias, mesas redondas y talleres en torno al maltrato infantil desde los distintos enfoques que ha planteado cada ponente. Lo que viene a continuación no es más que una breve pincelada en la que se recoge una pequeña parte de lo allí acontecido. Hubo mucho más; sólo que por la simultaneidad de muchos actos era imposible estar en todos, de ahí que este pequeño reportaje sea más visual que escrito.



Aquí tenemos el lugar donde se desarrolló el congreso.



Y este es el escenario principal: el paraninfo de la universidad.



Las autoridades.

Lo que viene a continuación es una pequeña muestra de los ponentes que intervinieron.







No al maltrato infantil

Publicado por Joan Montane miércoles, 5 de noviembre de 2008 6 comentarios

Publicado por Joan Montane martes, 4 de noviembre de 2008 0 comentarios

Los niños de la calle o en situación de indigencia son muestra clara de una política social mal dirigida, pero sobre todo, reflejo directo de la lacerante situación que enfrenta el país. En tan sólo dos años, el número de infantes que se encuentran en esta situación creció 21 por ciento, al pasar de 94 mil al final de la era Fox, a 114 mil 500 en este 2008.

Esa cara oculta del México en que "se está avanzando" muestra la ignominia de una política social insuficiente y desarticulada, determinada en buena medida por coyunturas políticas", sostiene la Universidad Obrera de México (UOM), en su estudio "Trabajo Infantil en México", en el que refiere las condiciones de explotación laboral de los menores, sin que ninguna autoridad haga algo para ayudarlos o protegerlos.

por Arturo Gómez Salgado

Ocultos entre las cifras de la macroeconomía y en el último eslabón de los programas sociales, los niños de la calle o en situación de indigencia son muestra de una política social sesgada o mal dirigida, pero sobre todo reflejo directo de la lacerante situación social que enfrenta el país.

En el último año de la administración Fox, los niños de la calle contabilizaban 94 mil en todo el país, cifra que en este año ascendió a 114 mil 500, un crecimiento del 21.8 por ciento, de los cuales, más de cien mil tienen entre seis y 17 años de edad. Simultáneamente, los menores que se vieron en la necesidad de incorporarse a una actividad productiva para complementar el gasto familiar aumentaron de 3.1 a 3.5 millones en ese lapso.

Esa cara oculta del México en que "se está avanzando" muestra la ignominia de una política social insuficiente y desarticulada, determinada en buena medida por coyunturas políticas", sostiene la Universidad Obrera de México (UOM), en su estudio "Trabajo Infantil en México" en el que refiere las condiciones de explotación laboral de los menores, sin que ninguna autoridad haga algo para ayudarlos o protegerlos.

El uso político y publicitario que muchos actores políticos han hecho del tema queda de manifiesto en la extrema vulnerabilidad de los niños en situación de calle, los mismos con los que Fox desayunó en las postrimerías de su régimen, en donde les ofreció atención prioritaria e incluso convocó al Programa Nacional "De la Calle a la Vida" cuyas acciones o resultados nunca se vieron.

Lo más lamentable es que la atención a la niñez desvalida continuará como factura pendiente, conforme al presupuesto que el próximo año se pretende asignar al DIF de alrededor de 100 millones de pesos, que es prácticamente el mismo que se aplicó este año y que sólo fue suficiente para atender a 10 mil 686 menores en situación de calle o indigencia.

Para la Coalición Contra el Tráfico de Mujeres, Niños y Niñas de América Latina, el problema de abandono en las calles no se circunscribe a la mendicidad, las drogas o condiciones de vida deplorables, sino que los infantes, sobre todo las niñas, son víctimas del comercio sexual, que en los últimos tres años aumentó ciento por ciento en plazas como Acapulco, Cancún, Ciudad Juárez, Puerto Vallarta, Tuxtla Gutiérrez, Veracruz, Tlaxcala y el Distrito Federal.

El más reciente reporte del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) revela que en México más de 16 mil niños y niñas son víctimas de las mafias de pornografía y prostitución, pero la propia coalición y organizaciones sociales como Nuevo Amanecer y Reintegra afirman que se tiene un subregistro o "cifra negra", debido a que el principal obstáculo para frenar ese delito es la confabulación de las autoridades en ese lucrativo negocio.

Por su propia situación de pobreza, muchos niños en situación de calle venden su cuerpo para subsistir o comprar droga, e incluso son utilizados por las mafias dedicadas a la explotación sexual para "enganchar" a otros infantes en situación similar de pobreza y abandono, comenta Teresa Ulloa, directora regional de la coalición.

Norma del Río, coordinadora del Programa Infancia de la Universidad Autónoma Metropolitana, señala que el número de niños en situación de calle podría superar muy fácilmente los 140 mil debido a que muchas familias en extrema pobreza envían a sus hijos a las calles como estrategia de sobrevivencia, y por tanto, no están considerados en las estadísticas oficiales.

La investigadora indica que los niños de la calle son sólo una parte de la lacerante situación de abandono y explotación que vive parte importante de la niñez mexicana. Se estima que 3.5 millones de entre 12 y 17 años de edad trabajan en diferentes actividades para poder subsistir ante la profunda situación de pobreza o abandono de sus familias.

Los estudios de la UAM revelan que el 42 por ciento del trabajo infantil se concentra en el sector agropecuario, 23 por ciento en el área de servicios, 17 por ciento realiza actividades comerciales, 14 por ciento se ubica en la manufactura y 4 por ciento en la construcción. El ingreso promedio de estos infantes que en muchos de los casos son sometidos a jornadas de más de diez horas oscila entre los 20 y 50 pesos diarios, y de ellos un 40.4 por ciento entrega la totalidad de su dinero a sus progenitores -padres, tíos, hermanos o abuelos.

En sus propias estadísticas la UAM destaca la extrema vulnerabilidad de los niños de la calle, de los cuales, 60 por ciento recurre a la mendicidad para obtener un ingreso, 10 por ciento vende alguna mercancía, 2.6 por ciento son limpiaparabrisas y el resto se ocupa como cargadores, boleros, lavacoches y ayudantes de todo tipo.

El DIF señala que del total de niños de la calle, 37.5 por ciento sufre desnutrición, 14 por ciento tiene alguna discapacidad, 9 por ciento son obesos, 10 por ciento padece alguna enfermedad y 3 por ciento son adictos a los inhalantes, e insiste en que su adecuada atención depende de contar con una mejor asignación presupuestal y de que la sociedad civil aporte también recursos "ante el constreñimiento presupuestal que se enfrentará en el 2009".

Fuente: Arturo Gómez (El Sol de Acapulco)

Una tras otra, como pieles de cebolla, se han desprendido capas y capas de olvido sobre el pasado. El olvido era la única manera de empezar de nuevo. Ése era el precio de la supervivencia, pero también era una ilusión que no tardaba en desvanecerse. El pasado volvía una y otra vez. Al final ya no sería posible cuantificar el precio; éste quedaría en manos del futuro, un lugar siempre lejano donde un día u otro deberían saldarse las cuentas pendientes. Y así fue como el futuro terminó por aplastarnos sin piedad. Ahora, si hacemos el esfuerzo supremo de ponernos en la piel de ese niño que un día fuimos y observamos desde el pasado lo que ahora somos, los ojos de aquel niño apenas reconocen ni comprenden en lo que nos hemos convertido. Ese niño tenía fe. La tuvo a pesar de los pesares; creyó que el tiempo cerraría el paso a los infames recuerdos. Necesitaba creerlo y pensar que algún día se cumplirían aquellos sueños que anidaban en su mente. Pero no fue así. Uno tras otro, los sueños fueron devorados por el olvido. El presente se asoció a la huida. Había algo extraño; algo que había que superar lo antes posible. Pero siempre estaba ahí. De nuevo volvía. Era una huida imposible. La supervivencia se convirtió en un punto fijo del cual no se podía apartar la vista. Un día, el niño creyó no poseer nada más que su propia tristeza y no merecer otra cosa que su infinita soledad. El futuro se convirtió en un tiempo tan difuso que dejó de tener sentido.

La necesidad imperiosa de trascender, de ir más allá del impacto emocional que supusieron los abusos, nos abocó a un mundo cerrado donde no permitimos entrar a nadie. Aquel fue un territorio hostil donde el aprendizaje y las facultades cognitivas no prosperaron como hubiera sido deseable. A pesar de no ser conscientes de nuestra conducta, ésta se fue afianzando con independencia de las necesidades del mundo real al que pertenecíamos y del que, con el tiempo, nos fuimos auto excluyendo.

Quien debería haberme corregido e intentado solucionar el problema no podía hacerlo, pues él era el problema, como en tantos otros casos de abusos. No había lugar al que acudir. No había escapatoria.

Fuente: extracto del libro “Cuando estuvimos muertos”

El caso Eli Díaz

Publicado por Joan Montane 4 comentarios


El ACUSADO, BENAVIDEZ, DE 62 AÑOS, SE ENFRENTA A UNA PENA DE HASTA 15 AÑOS.

Hoy será el final del juicio, el día de la sentencia para Arturo Benavídez. El hombre de 62 años está acusado de haber abusado sexualmente desde los 9 a los 18 años a Elizabeth "Eli" Díaz, una joven de Traslasierra que mató al bebé fruto de una de esas violaciones. La chica ya fue absuelta por un jurado popular en noviembre de 2006, a diferencia de lo ocurrido con la jujeña Romina Tejerina, quien vivió una tragedia similar. Durante el juicio en el que fue absuelta, Eli reveló que el padre del hijo que había matado era su ex patrón y denunció que Benavídez la había abusado desde su infancia. Un examen de ADN confirmó que el hombre era el padre y, desde entonces, está detenido.

Entre las pruebas que comprometieron al acusado están los testimonios de dos parientes que aseveraron haber sido abusadas por el imputado y de sus ex empleados del aserradero, quienes afirmaron que "el patrón presumía de que a la Eli le hacía cosas cuando era chiquita y después de grande había que obligarla porque ya no quería", según detalló a Clarín Leticia Celli, asistente del abogado querellante Felipe Celli.

Fuentes judiciales revelaron que "otro elemento fuertemente comprometedor fueron los testimonios de los peritos psicológicos de ambos". Los que analizaron la personalidad de la chica la describieron como "alguien que no tiene tendencias fabuladoras y sí fuertes indicadores de abuso, ya que niega su sexualidad y siente un rechazo casi total por el sexo opuesto a raíz de los ataques". En cambio, los que pusieron su foco en el imputado hicieron hincapié en "su carácter irascible y autoritario, la falta de control ante sus accesos de violencia y la arbitrariedad ante distintas situaciones tanto laborales como de su vida cotidiana".

De acuerdo con el Código Penal, la pena que podría corresponderle a Benavídez por el delito que se le imputa, "abuso sexual con acceso carnal", va desde los 6 a los 15 años, aunque se estima que la querella pediría una condena más dura. La jornada de hoy comenzará con el último testigo, seguirá con los alegatos y terminará, por la tarde, con la sentencia.

Casi treinta testigos desfilaron ante la Cámara Primera del Crimen de los Tribunales II de esta ciudad durante el juicio, que se llevó a cabo la semana pasada y a puertas cerradas.

Luego de la durísima declaración que hizo el primer día frente al acusado, Eli presenció todo el proceso. La joven sólo se retiró a pedido de su psicóloga, quien prefirió dar su diagnóstico sin la paciente en la sala. Lo concreto es que lo que se decida hoy en los tribunales cordobeses, tal vez pueda ayudarla a cerrar el capítulo más oscuro de su vida.

Fuente: Marta Platía (Clarin.com)

La información que nos llega vs La realidad

Publicado por Joan Montane lunes, 3 de noviembre de 2008 2 comentarios

¿Estamos bien informados? ¿Tenemos una percepción realista de la incidencia de la pederastia en nuestro tejido social? Si no atenemos a las informaciones que se recogen en los medios, parecería lógico concluir que las redes de pederastia que actúan en Internet, así como los abusos sexuales cometidos por miembros de la iglesia componen casi el total de los abusos sexuales que afectan a los menores. Pero ¿es eso realmente así? No. Rotundamente no es así. Se estima que entre el 80% y el 90% del total de los abusos sexuales se llevan a cabo por alguien cercano al entorno del niño; cuidadores, maestros, amigos de la familia… de los cuales un 60% corresponderían a familiares. Según mis propias cifras, más modestas pero absolutamente fiables, los abusos familiares están en el 66% y los que incluyen familiares y conocidos del entorno del menor rondan el 95%.

¿Por qué, entonces, se traslada esa idea a la sociedad? En primer lugar porque las redes de pederastia son un fenómeno emergente, novedoso y que, sin duda va en auge, lo que le añade un plus de interés a la noticia. También soy consciente de que las cifras, en un futuro próximo, puedan sufrir variaciones debido a la nueva realidad que nos toca vivir, pero aún así las diferencias estarán muy alejadas de lo que se nos está transmitiendo. El principal enemigo continúa estando en casa.

Con el clero sucede otro tanto parecido. Aquí también nos enfrentamos con una situación con connotaciones especiales; y es que uno esperaría un comportamiento ejemplar de una institución como la religiosa, por eso, cuando aparecen algunos casos de los que todos hemos oído hablar, la noticia se amplifica de un modo espectacular. Y no sólo por proceder de donde proceden, sino también porque los agresores acostumbran a abusar de muchos niños, lo cual convierte al victimario en un personaje especialmente repugnante a ojos del ciudadano y en una noticia especialmente golosa para el periodista.

Que quede muy claro que no es mi intención minimizar los hechos, y aunque la iglesia no está entre mis causas, no por ello debe perderse la objetividad ni alentar percepciones erróneas. Sólo un dato de mi cosecha: de los cientos de casos que he conocido, únicamente tres estaban relacionados con un sacerdote. De ello puede extraerse que la incidencia del clero en el total de los abusos es pequeña, aunque su repercusión sea grande. A partir de ahí debemos luchar por todos los casos, independientemente del lugar de procedencia. Un abusador es siempre un abusador.

"Honorable" pedófilo

Publicado por Joan Montane 24 comentarios

Vivimos tiempos algo extraños, tiempos en los que se requiere una rápida adaptación a un medio siempre cambiante. Es el tiempo de las prisas, del correr como locos hacia ninguna parte.

Hoy en día todos los grupos se reivindican y todos pertenecen a algún colectivo para el que reclaman máxima atención y respeto. En general no estoy en contra, aunque bien es cierto que nos hemos instalado en una especie de postura quisquillosa donde a poco que digas ya estás agraviando a algún colectivo. Como en todo, debería imperar el equilibrio y el sentido común. Y como en todo, hay grupos y grupos, y causas y causas.

Hasta aquí ningún problema insalvable, sin embargo cuando supe que trataban de instaurar, subrepticiamente por supuesto, el día del orgullo pedófilo, pensé que no, que esta vez si que algo no andaba bien. Algunos abogan por suprimir la pornografía, por ejemplo, situándola al mismo nivel que la pedofilia y situándola como paso previo a la misma. Creo que esta postura también es desvirtuar la realidad. Es cierto que la pornografía, a edades tempranas, puede tener efectos indeseables, pero de ahí a extraer otras conclusiones media un largo trecho. Los más radicales, asimismo, hablan de la homosexualidad y de otras tendencias y comportamientos cuyo ataque atenta claramente al sentido común.

Existen una serie de conceptos que no deberíamos mezclar. En la pederastia se da un elemento que no aparece en ninguna de las demás relaciones, por más reprobables que nos parezcan a título individual, y es que una de las partes es menor y no tiene la capacidad de tomar esas decisiones. Y lo que es peor; cuando se traspasan esos límites que socialmente tenemos establecidos, las consecuencias para el menor pueden llegar a ser devastadoras. Eso no es ninguna teoría, es una realidad, y sólo por eso ya no sería necesario hacer más argumentaciones al respecto.

Por lo tanto, “honorable” pedófilo, le digo que su comportamiento es inadmisible y pernicioso para cualquier sociedad, su pretensión de reconocimiento es ridícula y absurda y la postura que defiende, para terminar, constituye un delito cuya pena, a título personal, me parece escasa. Y mientras en este mundo enloquecido siga habiendo la suficiente cordura, su sitio estará en la cárcel o en cualquier centro que dispongan las autoridades competentes; eso sí, siempre apartado de la sociedad mientras no se demuestre fehacientemente que puede reinsertarse, algo que por desgracia usted y yo sabemos que es harto difícil.

Violencia

Publicado por Joan Montane 4 comentarios

Tu niña

Publicado por Joan Montane 1 comentarios

Danielle, la niña salvaje

Publicado por Joan Montane domingo, 2 de noviembre de 2008 5 comentarios

Danielle es el nombre de una niña y el de una historia increíble que conjuga lo peor y lo mejor del ser humano. Abandonada a su suerte por su madre, vivió durante siete años en una casa sucia donde las cucarachas estaban hasta en la heladera, convirtiéndose en lo que se llama una niña salvaje. Sin saber hablar, tomar objetos ni tener respuesta al afecto, su historia comenzó cuando alguien de la ciudad de Plant City vio un rostro en su ventana. Luego vendría una odisea para sacarla de su autismo ambiental, las dudas sobre si podría ser “humana” alguna vez y el amor de sus padres adoptivos para alguien que en 7 años nunca recibió un abrazo.

La historia: La familia había vivido en un ambiente de alquiler por tres años, cuando por primera vez alguien vio un rostro asomarse por la ventana. Una niña pálida, con los ojos oscuros. Todos sabían que en esa casa vivía una mujer con su novio y dos hijos adultos, pero nunca nadie había visto un niño allí. La niña parecía joven, 5 o 6 años tal vez, delgada, demasiado delgada. Sus mejillas parecían hundidas y su mirada perdida.

Pasaron meses sin que ese rostro apareciera, hasta que el mediodía del 13 de julio de 2005 un coche de la policía de Plant City estacionó frente a la casa. Dos policías entraron por una investigación de abuso de menores. Alguien, finalmente, había llamado a la policía.

Afuera encontraron un auto estacionado y una mujer tirada en el asiento de atrás, llorando. Más tarde, el oficial Holste diría: “Fue increíble, lo peor que vi en mi vida”.

Los efectivos caminaron a través de una sala de estar hacinada, un caos, que Holste, intentó resumir: He estado en habitaciones con cuerpos pudriéndose por semanas, pero nunca fue algo tan malo. No tengo manera de describirlo, la orina y las heces de perros, gatos y humanos por las paredes, en la alfombra, pudriéndose”. En paredes y techos iban y venían legiones de cucarachas.

Holste miró a su alrededor y vio a una mujer, a la que le exigió saber si ella vivía ahí. “Que sí, que vivía con sus dos hijos y… una hija”. El policía recorrió la casa, abrió un armario y vio que algo se agitaba a sus pies.

Antes de ver a la niña, vio sus ojos, oscuros y redondos, fijos. Estaba sentada en un viejo colchón en el suelo. Era una niña. Pelo largo y sucio, que cubría su rostro con un brazo flaco; tenía picaduras de insectos, erupciones cutáneas y llagas en su piel. Aunque parecía tener la edad suficiente para estar en la escuela, ella estaba desnuda, a excepción de un pañal.

-¿Cuál es tu nombre cariño? Nada. La niña parecía no escuchar. El oficial buscó un juguete, pero los únicas que había estaban cubiertos de cucarachas y gusanos. Lleno de bronca, miró a la madre.

–¡Cómo pudo permitir que esto suceda!
–Estoy haciendo lo mejor que puedo –dijo ella. Lo mejor que puede una mierda, respondió Holste.

En algún momento, su madre había dicho que tenía siete años, y se llamaba Danielle.

Pesaba 20 kilos, estaba desnutrida y anémica. En el hospital intentaron alimentarla, pero no podía ni sabía tragar alimentos. Nunca había ido a una escuela, nunca había visto un médico, no sabía sostener una muñeca.

“Nunca podrá tener una vida activa”, escribió un médico en ese momento. No era para menos, ella no hacía contacto visual, no reaccionaba ni al calor ni al frío, y tampoco al dolor. De vez en cuando, gruñía.

Las revisiones de la doctora Kathleen Armstrong, el primer psicólogo que la examinó, determinaron que no era sorda, no era autista, ni tenía dolencias físicas tales como parálisis cerebral o distrofia muscular. Sólo se le diagnóstico el llamado “autismo de medio ambiente”, un ser que nació normal pero que al carecer de interacción por tanto tiempo, se había retirado en sí misma.

Los chequeos médicos y el cuadro encontrado en la casa, llevaron a los médicos a determinar que ella nunca había visto el sol, nunca había recibido un abrazo.

“Lo más increíble en ella era su falta de compromiso hacia con la gente. No respondía a los abrazos, incluso un autista responde a ellos; Danielle fue el caso más escandaloso de abandono que haya visto nunca”.”, señaló Armstrong.




El término “niño salvaje” no es un diagnóstico médico, proviene de historias de ficción, y algunas reales, de niños criados por animales y por lo tanto sin crianza. Se dice que durante el Sacro Imperio Romano, Federico II dio un bebé a un grupo de monjas. Él les ordenó cuidarlo, pero nunca a hablar con el. A su juicio, en los bebés se ponen de manifiesto, finalmente, la verdadera lengua de Dios. En lugar de eso, murió a causa de la falta de interacción.

El caso de Danielle transcurrió fuera de la atención pública, exento de medios. Quienes la ayudaban se planteaban inquietantes preguntas. ¿Cómo pudo haber sucedido esto? ¿Qué clase de madre se sentaba año tras año, mientras que su hija languidecía en su propia suciedad y hambre? Pero las preguntas más apremiantes fueron sobre su futuro.
“Mi esperanza era que sería capaz de dormir toda la noche, estar sin pañales y alimentarse a sí misma”, dijo Armstrong. Si las cosas iban muy bien, dijo, Danielle terminará “en un agradable hogar de ancianos”.

Mientras el juez le prohibió a la madre acercarse o llamarla mientras la investigaba por abuso de menores, fue colocada en un hogar de guarda. En octubre de 2005, finalmente ella comenzó la escuela.
Su primer maestro, Kevin O’Keefe, contó que había que darle los alimentos en la boca como a un bebé y que frecuentemente tenía episodios de agitación. “Ella no quería ser tocada. Llevó un año consolarla”.

Un año después se estaba a la búsqueda de un hogar sustituto, pero quién querría a una nena de 8 años aún con pañales, que no hablaba y no dejaba que se la tocara…

Bernie Lierow, de 48 años, remodelaba casas. Diane, de 45, limpiaba casas. Tuvieron cuatro hijos de anteriores matrimonios y uno juntos. Diane no podía tener más hijos, y Bernie siempre había querido una hija. Por lo tanto, decidieron adoptar.
En el hogar de guarda, en medio de otros niños abandonados, Diane la vio por primera vez, y llamó a Bernie para que la viera. “Ella sólo parecía necesitarnos”, dijo Bernie, pese a que, añadió, “ella era todo lo que yo no quería, pero no puedo olvidar el dolor en sus ojos”.

Llevarla a la escuela no era fácil, pese a que Diane la tomaba de la mano con suavidad, ella parecía no darse cuenta. Sólo cuando Bernie se agachaba a su altura, ella parecía concentrase en él.

Luego de dejarla en la escuela, esa noche, Bernie tuvo un sueño. Dos manos gigantes se aparecían, entrelazadas, y por ellas llegaba, deslizándose, Danielle.

El proceso de educación fue un desastre. Danielle no dormía, no se cepillaba, como no sabía abrir los envoltorios de chocolates, los comía con el papel. Con el tiempo, y con la ayuda de medicamentos para suavizar su temperamento, ella se fue socializando.

Pese a todo esto, Danielle aún no era su hija. Su madre verdadera, pese a enfrentarse a 20 años de cárcel, no quería cederles sus derechos paternos. Finalmente, los fiscales llegaron a un acuerdo: ella renunció a esos derechos a cambio de una condena de sólo dos años de prisión domiciliaria. Sólo así Danielle se convirtió en la hija de Bernie y Diane; ellos simplemente la llaman Dani.

Hoy es un día nublado de la primavera estadounidense. Luego de un año de vvir con su familia, ella no se parece en nada a la de antes. Ha crecido de estatura y su peso se duplicó. Aunque aún tiene arranques de furia incomprensibles, sus padres ven un lento progreso en ella. Ahora ella parece molesta cuando sabe que los ha decepcionado. “Es la mejor prueba de que le importamos”, dicen con una sonrisa.

Ahora toma clases con caballos para mejorar su comportamiento. A su madre no le importa que hoy haya ido cuatro veces en la mañana al baño o que robe los alimentos de otras bandejas en Mc Donald’s. Tomó meses, pero aprendió a abrazar a un oso de peluche, y mientras lo hace, esa niña cuyos ojos miran fijos la cámara de fotos, no se siente sola. Y aunque no habla (toma clases frente a un espejo y la profesora le hace resoplar con sus labios para que sienta que tiene aire y que eso puede ser el comienzo), son sus ojos los que cuentan su historia.

Ali III y IV

Publicado por Joan Montane 0 comentarios




Otro "10" para la justicia

Publicado por Joan Montane sábado, 1 de noviembre de 2008 9 comentarios

Absuelto de violar a un niño de 5 años por falta de pruebas


La Audiencia de Sevilla ha absuelto a un hombre que estaba acusado de haber violado a un niño de 5 años y de haberle fotografiado desnudo junto a su hermano de 3 años, porque en ningún momento se tomó declaración a los menores y la acusación se basó en el testimonio del ex esposo de la madre de los pequeños.

La Sección Cuarta de la Audiencia, en una sentencia a la que ha tenido acceso Efe, no duda de los "execrables" hechos que sufrió el niño violado, pero absuelve por falta de pruebas al acusado, compañero sentimental de la madre, para quien el fiscal había pedido 9 años de cárcel y la acusación particular, 16 años.

El procesado, R.R.M., fue juzgado bajo la acusación de haber violado al niño de 5 años y de haberle fotografiado desnudo junto a su hermano aprovechando los momentos en los que ambos se quedaban a su cargo, en la Navidad de 2005, mientras la madre trabajaba.

En la tarde del 24 de diciembre los hermanos fueron recogidos por su padre, en cumplimiento del régimen de visitas, y el día 27 la abuela paterna llevó al niño de 5 años al hospital de Valme, donde le diagnosticaron un "eritema perianal y secreción blanquecina, debido a la sobreinfección de lesiones erosivas", de "evidentes connotaciones sexuales", según la sentencia.

Los jueces califican de "sorprendente que dichos menores no hayan sido oídos en ningún momento durante la tramitación de la causa", tanto ante psicólogos como ante el juez de instrucción, y rechazan hacerlo ahora, cuando, señalan, "por elementales mecanismos de autodefensa, tenderán a reprimir y olvidar los sucesos traumáticos".

Dice el fallo que la acusación contra el compañero de la madre se basó en los "testimonios indirectos de referencia" realizados por el padre de los menores, la abuela y el personal médico, que además carecen de cualquier otra corroboración objetiva.

La sentencia duda de la credibilidad de tales testimonios, los primeros por proceder de "un contexto familiar ciertamente complejo que incluye al menos una separación reciente de los progenitores y una nueva relación de la madre con un tercero".

Además, los niños fueron llevados al hospital a los tres días de estar con su padre, por lo que pudieron sufrir "interferencias derivadas de la actuación, incluso involuntaria o bienintencionada, de los adultos de su entorno más cercano, o de los que tuvieron contacto con ellos en aquellas fechas".

El juez Carlos Lledó hace hincapié en que "sin el testimonio de los menores, nos encontramos ante una de las situaciones más difíciles, límites incluso, del Derecho Penal, cual es enfrentar la presunción de inocencia a unos testimonios de referencia como única prueba de cargo".

Al chocar "el interés público de que no queden impunes determinados hechos reprobables" con "los derechos fundamentales del acusado", por mandato legal "debe prevalecer el derecho a un juicio justo y a no ser condenado si no es mediante pruebas de cargo válidas», dice el juez al absolver libremente al acusado.

Fuente: LAVANGUARDIA.es

No hace tanto que los abusos sexuales a niños era considerado un tabú. No se me ocurre que un tiempo atrás pudiera estar charlando con alguien sobre este tema. Y menos aún poniéndome yo como protagonista. Es indudable que en estos últimos tiempos se han producido avances significativos. El abuso sexual infantil (ASI) ya no es algo extraño, ajeno; cada vez más se impone la idea de que se trata de un asunto que nos incumbe a todos.

Sin embargo existen todavía ideas erróneas de las que no nos desprendemos con facilidad. Es decir, dentro del tabú, que ya no es tal, hay otros tabúes. Hemos aceptado una serie de cuestiones, pero nos resistimos a aceptar otras. Hay unas cuantas, pero ahora quisiera hacer mención de uno de ellos; los abusos sexuales cometidos por mujeres. Comparativamente son muchos menos que los perpetrados por los hombres, pero claro, poco consuelo proporciona esta estadística a quien lo ha padecido. ¿Padecido? Dirá más de uno. Si nos imaginamos a un niño de once o doce años tendiendo sus primeras relaciones sexuales con una mujer ¿qué imagen tenemos? Más de uno dirá -¡ya me hubiera gustado!- No nos engañemos, socialmente existe una cierta tendencia a verlo como una especie de iniciación.

Un buen amigo que sufrió abusos por parte de su hermana decía que él se había follado a su hermana. Era una coraza, una forma de defenderse; presumía de ello para ocultar la realidad a la que después tuvo que hacer frente, que fue víctima de A.S.I. Incluso para quien lo ha padecido, en ocasiones, resulta complicado situarlo en el plano correcto.

El abuso sexual se produce cuando hay una posición de poder del victimario respecto de la víctima, sin tener en consideración el sexo de cada cual.

Leer más en Suite101: Añadir Artículos de Suite101.net a página web http://www.suite101.net/pages/site_widget.cfm#ixzz0gRg1vmyP

Buscar este blog

Blog Archive